Prueba
- Y a un idilio tan frío solo le puede la muerte -


Prueba

7 de noviembre de 2011

Si tengo un hijo


Si tengo un hijo quiero que sea como yo. Eso implica ser de compostura afrancesada, aborrecer la ducha por la mañana, adorar el cine clásico y poner siempre orégano en la pasta. Deberá creer en su Dios y dogmatizar todo lo que él vea amable. Nunca confiará en la guerra ni en aquello de que los que mejor te quieren te harán llorar... Mi hijo no tendrá mi nombre pero hablará por mí. Sin palabras. Caminará por mí sin moverse y cantará las canciones que yo no conozco. Él tendrá el idioma que quiera y el amor que necesite. No al revés. Si tengo un hijo no quiero que tenga todo lo que yo no tengo. Sólo quiero mirar a sus ojos y saber que tras ellos está mi carnet de identidad, mi sangre sin etiquetas, mi eternidad sin apellidos.



Todos los derechos reservados. Jesús Leirós 2011 © Publicado por Jesús Leirós León en 7.11.11

24 comentarios:

Felisa Canales dijo...

Si tengo un hijo,lo educare con mis principios,con las enseñanzas que me ha dado la vida,con la libertad de escoger lo que quiera,con tolerancia,con respeto y amor a los demasy cada dia le dire TE QUIERO.

Rafa Fernández dijo...

Preciosísimo! Yo tampoco creo en eso de que "los que mejor te quieren te harán llorar"... Grande, grande, archienemigo!!!!

Jesús Leirós León dijo...

Vaya, mi archienemigo felicitándome por mi entrada? Se nota que Fukushima sigue haciendo de las suyas... jaja! Un abrazo enorme de aquí hasta donde estés! :)

Soriano dijo...

yo ya los tengo,y los he educado, en la tolerancia el respeto,el amor a los demas y que siempre sean fieles a sus ideales

Beatriz Cañones dijo...

idem Leirós!! ;)

Rafa Fernández dijo...

Espero que ese abrazo vaya acompañado por una apuñalada por la espalda... queda más propio de ti... :)

Jesús Leirós León dijo...

Recuerda, querido archienemigo que yo en esta historia, te guste o no, soy Jesús!

María Castillo dijo...

Te superas, Jesús. Me encanta lo que escribes... eres todo un genio. ¡Enhorabuena!

Mariana dijo...

que bonito, como todo lo que escribes y haces ^^

Fernando González Rendo dijo...

Precioso. Precioso. Precioso.

Un abrazo enorme, de los que llegan de verdad.

Damian Soler dijo...

Enhorabuena Jesús. Tu blog se convierte día a día en referente para todos los que queremos ver la vida de una forma diferente y entusiaste. Yo creo que serías un buen padre... habrá que ponerse manos a la obra!


Un abrazo GRANDE.

uSser dijo...

Yo prefiero una hija, claramente! :)

uSser dijo...

Yo prefiero una hija, claramente! :)

Jesús Leirós León dijo...

Gracias Fernando por dejarte caer por aquí.. A ver si coincidimos esta semana. Un abrazo enorme para ti.

Estrella dijo...

:)

David L. dijo...

Preciosa entrada.

Juan dijo...

Tú sabes qué formulario hay que rellenar para que un poeta con sombrero y bastón amenazador charle sobre sus proyectos, sobre lo divino y lo humano, en torno a un café? Es que me lío, tío, me lío con el papeleo... Juas, juas, juas!

Lindo dijo...

Precioso Jesús!! Si lo tengo yo lo único que cambiaría en el es lo de la ducha, por lo demás totalmente de acuerdo. Muchas gracias por compartirlo :-D

Manu dijo...

pero tu no querias una chinita??? que cambiante eres,jejeje

Jesús Leirós León dijo...

¿Una chinita? No, no. Mi hijo/a tendrá mi sangre.

Sevi dijo...

He soñado contigo esta noche y ha sido mas que memorable. Gracias.

Mariflor dijo...

Jesús yo quiero un hijo tuyo!!!!

Pablo dijo...

Que preciosidad de escrito Leiros mimas sincera enhorabuena Conmueves al mas pintao!;!!!!!

Patri a secas dijo...

Cuanta razón en tus digresiones te has ganado a otra seguidora un beso, como tu vida actual, caballerete!!!!