Prueba
- Y a un idilio tan frío solo le puede la muerte -


Prueba

29 de noviembre de 2011

Poesía y Libertad


"Me gustaría hablarte de libertad sin ser del todo libre. Quiero a todos los hombres presos de sus miedos para que comulguen con los mios. Necesito sufridores que compartiendo sus miedos rompan los grilletes de la incertidumbre. Dadme poetas callados; arcángeles que carguen silencio desde sus alminares sonoros. Hablaré de los que murieron viviendo. Viviré por los que morirán cantando la sangrante melodía de la libertad sin medidas. Soy el superviviente edificado, el Quijote domesticado. Dame tu mano; juntos somos verso..."

Conferencia 
"Poesía y Libertad"


15 de diciembre de 2011
20h
Glorieta de Bilbao, nº7
Madrid

Todos los derechos reservados. Jesús Leirós 2011 © Publicado por Jesús Leirós León en 29.11.11 30 comentarios

27 de noviembre de 2011

Misa de doce


Son las siete y media de la mañana y estoy viendo amanecer desde el atrio de la parroquia de mi pueblo. Escribo desde aquí porque este banco me ha llamado a festejar este momento lleno de melancolía. En unas horas, la algazara de los niños lo inundará todo. No cabrá otra cosa que ellos y sus gritos domingueros. Yo todavía recuerdo como me ponía en fila junto con mis hermanas para ir a misa de doce. Era todo un ritual: vestidos a juego, ColaCao con churros con el abuelo Jesús y repeinados con un chorreón de colonia en el pelo. ¡Qué manía de las madres con perfumarnos hasta las cejas! Yo creo que tanto alcohol en el pelo explica por qué todos fuimos inexplicablemente rubios en nuestra infancia...  Al cabo de los años yo quería ser el protagonista de las misas, y como viendo que para cura había que estudiar diez años, me metí a monaguillo. Le pregunté a Don Manuel que qué había que hacer y justo entonces me hizo un gesto para guardar silencio y me señaló el que sería durante cinco años mi uniforme: un trajecito amarillo (en sus comienzos supongo que sería blanco inmaculado), muy arrugado y que me venía como un guante.

 Llegó mi primer día de misa. Era martes, se celebraba un funeral y solo iban a venir ancianas. Yo aproveché para enterarme de qué iba aquello. Como lacayo sacramental me correspondía una minisilla al lado de Don Manuel. Lo miré muy lentamente como quien mira a un ídolo de masas, como un reportero que tiene acceso directo a la superestrella del momento. Recuerdo que poco a poco miré hacia delante y vi a sus fans. Desde mi minisilla tenía una panorámica envidiable de todo ese batallón de mujeres enlutadas. ¡Qué sensación! Todas me miraban, o al menos eso me parecía a mí, muy serias, moviendo los labios y contestando al unísono. Aquello era como un concierto sino fuera porque no pagaban entrada y porque cuando se acercaba Don Manuel ellas solo abrían la boca e intentaban no masticar hasta llegar a sus asientos. Me encantaba ser monaguillo. Y sí, lo acepto. Yo también probé el vino por primera vez en la sacristía. Y sí, las ostias consagradas de diez en diez están de muerte. ¡Que Dios me perdone! 

Me encantaba vender velas, ayudar a las madrinas a colocar los adornos en los bancos para las bodas y limpiar las huellas de zapatos sobre las almohadillas. Me chiflaba ponerme uñas de monstruo con la cera de las velas, el ruido de mis zapatos sobre el mármol o las caras de las fieles cuando pasaba la canastilla. Algún que otro billete de mil pesetas habré arrancado con la medio sonrisa que les ponía... ¡Qué tiempos! Ahora aquí sentado me estoy pensando muy seriamente en volver a las andadas. Pero esta vez no sería de monaguillo. De cura tampoco, no me veo... Tiene que ser algo que realmente me motive. Voy a empezar a lavarme el pelo con camomila que dicen que con eso se recupera el color. Y es que yo creo que rubio se ve el mundo de otra manera. 



Todos los derechos reservados. Jesús Leirós 2011 © Publicado por Jesús Leirós León en 27.11.11 26 comentarios

26 de noviembre de 2011

Aniversario


- Hoy hace un año de un gran día -


Todos los derechos reservados. Jesús Leirós 2011 ©
Publicado por Jesús Leirós León en 26.11.11 5 comentarios

23 de noviembre de 2011

Manoli Presidenta



Querido diario,

Soy yo, Manoli Guzmán. Soy ama de casa, tengo cincuenta y nueve años y quiero crear mi nuevo partido político. Lo he hecho ahora que todo se ha pasado y Rajoy vuelve a regar los bonsais en la Moncloa. No me interesa el poder desde el atril. Quiero gente libre. En concreto mujeres. Propongo como primera ponencia en público nuestro objetivo más inmediato: enamorarnos como perras para dejar de aburrirnos como ostras. No importa contra quién lo hagamos, la cosa es hacerlo y hacerlo bien. El otro día mi marido me dijo que estaba loca y que acabaría con nuestro matrimonio. Le dije que le comprendí hasta cierto punto, concretamente hasta el punto g. No se rió, como era de esperar. "Perdóname cariño por pedirte peras, - le dije - no sabía que eras un olmo". Hoy no he hecho nada interesante y ya se me ha acabado el día. Por no hacer no he comido siquiera. Ni un bocado. Nada. No tengo apetito. Es una pena que no se puedan fumar ni las lentejas ni los bocadillos.


Publicado por Jesús Leirós León en 23.11.11 50 comentarios

16 de noviembre de 2011

El otro lado


Hecho a la costumbre de estar siempre al otro lado, ser jurado de un concurso literario tiene sus consecuencias psicológicas pertinentes. Un cerro de escritos. Sigo buscando sin encontrar el mío. ¡Qué desfachatez! No soy quién para juzgar, sigo siendo un donnadie de la interpretación creativa. ¿Cómo valorar a los que como yo buscan su pequeño momento de gloria? Yo quiero seguir perteneciendo al otro bando, al de la lucha intrínseca, al de la indagación sublevadora. Me dicen que toca elegir y solo encuentro a un triunfador: es el que tiene el apellido de todos. Surrealismo en estado puro. Solo el de Figueres tiene la respuesta oportuna.


Todos los derechos reservados. Jesús Leirós 2011 © Publicado por Jesús Leirós León en 16.11.11 23 comentarios

11 de noviembre de 2011

Menú del día


Ayer estrené mi nueva dieta. Te desayuné con magdalenas y un poco de azúcar. A eso de las doce mis ansias matutinas me obligaron a picotear un poco del recuerdo entre sábanas con un refresco Cola Loca. Esta vez sin gas. Como a ti tanto te gusta... No lo pude remediar y ya entrada la tarde pasé por esa fantástica confitería y me pedí media razón de humor prohibido con algo de canela en Roma. De rechupete. Ya para cenar necesitaba algo bastante ligero. Un menú de productos de tu tierra: presa ibérica con japuta y venao. Y sí, tenía razón el endocrino: la dieta empachar empacha pero vamos tampoco es pa´echar barriga...


Todos los derechos reservados. Jesús Leirós 2011 ©
Publicado por Jesús Leirós León en 11.11.11 13 comentarios

9 de noviembre de 2011

En campaña



- Doctor, no lo puedo entender.
- ¿A qué se refiere?
- Pues a este mensaje que me acaba de mandar mi ex. 
-¿Qué dice?
- Pues que me quiere, que siempre lo ha hecho, que siempre me querrá y que sin mí su vida no tiene significado.
- Vaya, eso es realmente bello.
- ¡Pero es que dice mucho más!
- Prosiga
- Dice que los fallos del pasado se resolverán cuando estemos de nuevo juntos. También que todo lo que pasó fue por un fallo que está dispuesto a aceptar y superar. Me promete un piso en Torrelodones y vivir en el mundo de la Piruleta.
- Sinceramente, eso suena fenomenal sino fuera por...
- ¿Por qué doctor? 
- ¿No se ha fijado en la fecha que se aproxima?
- Sí, ya mismo empieza la Navidad.
- No es eso...
-¿Entonces?
- Estamos en campaña electoral.



Todos los derechos reservados. Jesús Leirós 2011 © Publicado por Jesús Leirós León en 9.11.11 17 comentarios

7 de noviembre de 2011

Si tengo un hijo


Si tengo un hijo quiero que sea como yo. Eso implica ser de compostura afrancesada, aborrecer la ducha por la mañana, adorar el cine clásico y poner siempre orégano en la pasta. Deberá creer en su Dios y dogmatizar todo lo que él vea amable. Nunca confiará en la guerra ni en aquello de que los que mejor te quieren te harán llorar... Mi hijo no tendrá mi nombre pero hablará por mí. Sin palabras. Caminará por mí sin moverse y cantará las canciones que yo no conozco. Él tendrá el idioma que quiera y el amor que necesite. No al revés. Si tengo un hijo no quiero que tenga todo lo que yo no tengo. Sólo quiero mirar a sus ojos y saber que tras ellos está mi carnet de identidad, mi sangre sin etiquetas, mi eternidad sin apellidos.



Todos los derechos reservados. Jesús Leirós 2011 © Publicado por Jesús Leirós León en 7.11.11 24 comentarios

2 de noviembre de 2011

Entre bambalinas


Teatro. Lo mío es puro teatro. Lo admito.


Todos los derechos reservados. Jesús Leirós 2011 © Publicado por Jesús Leirós León en 2.11.11 5 comentarios

1 de noviembre de 2011

Tus ojos sirven para ser vistos

Foto: Caridad Martín

Tus ojos, más que para ver, sirven para ser vistos.
Para atragantarlos con sucedáneos de entendimiento.
Para ahogarse y ahogarlos.
Para darle una invitación privada a un festín de carne.
Para hablarles de que el mundo se sacrifica cuando tú lo miras.

Tus ojos, más que para ver, sirven para cegar.
Para interpretar el esperanto de tu piel.
Para atascar todos tus renacimientos,
tus paisajes mudéjares, en tus arbotantes...
Para surcar su verde y detenerse en nuestro negro.

Tus ojos más que para ver, sirven para mirar.
A través de una cerradura cegada y cegadora.
A tientas soportar el significado del tacto.
La torpeza del sentido abstracto.
Y nacer en ellos. Y entonces vemos.
Porque para resucitar hace falta estar muerto.
Y entonces, tú me ves.


Todos los derechos reservados. Jesús Leirós 2011 © Publicado por Jesús Leirós León en 1.11.11 12 comentarios