Prueba
- Y a un idilio tan frío solo le puede la muerte -


Prueba

31 de enero de 2012

Próximamente



    LA SALA DE BLAS
 C/ Santo Domingo
    Archidona (Málaga)


                                          Todos los derechos reservados. Jesús Leirós 2012 © Publicado por Jesús Leirós León en 31.1.12 6 comentarios

29 de enero de 2012

Ochenteros



- Quien se acuerde de lo que pasó esta noche significa que no estuvo allí-

http://www.youtube.com/watch?v=tg00YEETFzg&ob=av3e

                                        Todos los derechos reservados. Jesús Leirós 2012© Publicado por Jesús Leirós León en 29.1.12 11 comentarios

28 de enero de 2012

Así se hizo



(Ring Ring)


- Paco, buenas, soy Ramón, ¿te pillo ocupao?
- Que va hombre, estaba desahuciando a mi madre, dime, ¿qué pasa?
- Pos na, que necesito aquí poner cuatro cosas que me han mandao desde Madrid.
- A ver...
- ¿Qué es lo que menos te gusta?
- Trabajar
- Vale, ¿qué interés encuentras en ayudar a los demás?
- Que después me den a mí más
- ¿Y si no te dan más?
- Pues que me lo devuelvan con intereses.
- Mu bien, ¿Qué no perdonarías nunca?
- Que me maten.
- ¿A un familiar?
- No, no. A mí.
- Venga Paco, que ya terminamos. Dime un número del diez al cuarenta.
- Emmm... el tres.
- Pos mu bien.
- ¿Y eso pa qué es?
- Na una cosa que nos han mandao rellenar.
- Pos vaya, da bastante pena.
- La verdad es que no mucha.
- Bueno Ramón, nos vemos en la tapa, hasta ahora.
- Con Dios.

El Código Penal de España fue aprobado por la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre de 1995


Fdo. Ramón y Paco, colegas.



                               Todos los derechos reservados. Jesús Leirós 2012 ©
Publicado por Jesús Leirós León en 28.1.12 13 comentarios

24 de enero de 2012

No quiero


No quiero que me deseen buenos días gente que no deseo.
No quiero que la prensa me diga por quién tengo que llorar.
No quiero tener la razón en todo.
No quiero perderla por nada.
No quiero que te mueras sin mí.
No quiero abuelas con derechuras postizas.
No quiero más silencio de los manchegos.
No quiero que se mueran los buenos.
No quiero que sigan mandando los malos.
No quiero que te vayas antes de llegar.
No quiero más comisiones peluqueras.
No quiero que finjas en la hamaca.
No quiero polvorones de ajonjolí.
No quiero besos remasterizados.
No quiero ver zarzales en abril.
No quiero más la palabra compasión.
No quiero al hombre del saco.
No quiero que vuelva el tío Paco.
No quiero ver lo que hemos cambiado.
No quiero que sobrevivamos sin más.
No quiero saber lo que quiero.
                                              [Porque es posible que sin quererlo,
                                                            solamente te quiera a ti.]


Todos los derechos reservados. Jesús Leirós 2012 ©
Publicado por Jesús Leirós León en 24.1.12 24 comentarios

18 de enero de 2012

Miss Cameron

Dibujo: Jesús Leirós


"...fue decirme te quiero en la proa del barco y me propuse que sería yo quien lo debería de asesinar. No sabía ni cómo y mucho menos cuándo. Durante el tiempo que pasamos juntos fui su viuda y él mi marido sobrevivido. Por más perfume que usara apestaba a malvas y gusanos devorándole la sesera. Johny era rico, buenas espaldas y unas canas que lo hacían más interesante que atractivo. "No me podía quejar" - me decían mis amigas del bufet. ¿Cómo no? En el último mes había  despedido  al chófer, al jardinero libanés, al cocinero y hasta a la ama de llaves... Creo que sospechaba de mis juegos con ellos los sábados por las tardes en la leñera cuando él estaba en la junta de accionistas. También le había entrado la manía de darme un masaje con su boca por la espalda al llegar a casa. Yo solo pensaba en el momento de poder ducharme para después encontrármelo roncando como un viejo cerdo deseando su sacrificio público en mitad de Times Square.

 Acabé siendo transigente con el tema babytoon, el pequeño escándalo de que tuviese a sus becarios como amantes ocasionales.No me importaba que los tuviera. ¿Quién no tiene al menos dos? Pero lo que jamás le pude pasar por alto es que tuviese más y mejores que yo y encima que me robara a mis favoritos..."

"...El día de su muerte me maquillé pensando que me esparaba un gran equipo de producción cinema paradiso. Paparazzis, fans y coleccionistas persiguiéndome por la avenida mientras entraba en el coche de la policía. Cuando bebió todo el arsénico comenzó a gritar como una niñita... era previsiblemente imbécil hasta para vaticinar su final. Llegaron a detenerme y en la calle no había nadie. Ni periodistas, ni fans, ni coleccionistas de grandes frases de la intrahistoria como:

- ¿Por qué lo mató Miss Cameron?

- Señores, mis ganas de perdonarlo eran cada vez mayores ¡pero sus ansias de morir eran insoportables!

Lo que se han perdido...

Todos los derechos reservados. Jesús Leirós 2011 ©
Publicado por Jesús Leirós León en 18.1.12 13 comentarios

Arañazos

Dibujo: Jesús Leirós

"...Todo lo que sé lo aprendí en el recreo del colegio. Allí a las chicas como yo nos enseñaron a considerar las segundas oportundides como una actitud de diosas terrenales. Guardar los ligueros rotos y lavarme las heridas por las mañanas se había convertido en un desayuno nada apetecible. Dormido parecía la viva imagen de un soldado sarnoso esperando desvirgar esperanzas. A las chicas como yo nos enseñan a no ensuciarnos y por eso lo hice con todo el sigilo de una monja tornera haciendo pastelitos. Su cabeza era  como un pequeño gorrión entre las dos almohadas y aplastarlo sería cuestión de aplaudir mi maravilloso plan. El sedante haría el resto. Al principio se retorcía como una lagartija en celo. Era de suponer. Tratándose de él... Después pasó a arañarme la espalda y yo me dejaba. Es más, me inclinaba para que hundiera sus uñas cada vez más para que esa fuese la última sangre que brotase. Lo han adivinado, antes de ser madre fui una flagelada de colegio de pago..."


Todos los derechos reservados. Jesús Leirós 2012 ©
Publicado por Jesús Leirós León en 18.1.12 7 comentarios

Una noche más


Dibujo: Jesús Leirós

"...después me encontré con él una noche mientras contaba farolas rotas. Tenía la misma cara que aquellos soldados que acaban de llegar de la guerra y parecía buscar desesperadamente a una esposa a quien besar. No dejaba de perseguirme por las esquinas. Ni siquiera se molestaba en disimular. Yo me quedé quieta apoyada contra la pared y levantando mis brazos le di la invitación que quería. Él llegó y comenzó a moder mi cuello para acabar destrozándose los dedos intentando moldear mi cadera... Su mirada reptiliana y su aliento enfurecido lo entretuvieron lo suficiente mientras hurgaba en su pantalón vaquero. En el bolsillo trasero algo abultaba. Las caricias que tenía que devolverle lo hice con su mediana navaja oxidada. Lo hice casi sin parpadear. Agonizaba con la mirada desencajada, apagándose por momentos y todavía quería seguir pegado a mi boca. La mantis ha cavado su trabajo - le susurré entre jadeos. Todavía me duraba el placer de aquel maldito...Me pinté los labios con su sangre. Ya me pude ir a dormir tranquila. Una noche más..."


Todos los derechos reservados. Jesús Leirós 2012 ©




Publicado por Jesús Leirós León en 18.1.12 7 comentarios

16 de enero de 2012

Miopes



En el mundo hay dos tipos de miopes: los que aceptan sin más su falta de visión y le ponen remedio y los que hacen de ella una de sus  mejores armas. Yo pertenezco al segundo grupo. Los miopes que disfrutan siéndolo saludamos siempre. No importa quién nos grite desde la otra acera, quién nos asuste a toque de claxon o quién nos desee un "que aproveche" comiendo en algún restaurante. Da igual,  nos da por sonreir generosamente y seguimos tan campantes. Con el tiempo se consigue disfrutar de un mundo de manchas, al más puro estilo impresionista, "ver un mundo como lo hacía Renoir no tiene precio" dicen algunos...Los miopes como yo no somos nada rencorosos, de hecho saludamos constantemente a gente que ni conocemos incluso a posibles detractores. La miopía viene bien para perder la vergüenza, hacer teatro, no ver a tus ex parejas paseando por la ciudad... es del todo útil. Las veces que he utilizado gafas para salir a la calle no he disfrutado nada. Se pierde la ilusión de encontrar. De pronto se vuelve todo inmediato, evidente y sin lugar a dudas o problemáticas ¡Qué horror!

 La miopía te ofrece la posibilidad de seguir ignorando tu futuro para que no pierda la gracia de la sorpresa, lo mismo ocurre con tu pasado que cada vez es más borroso y distante, en cambio el presente, donde reinan las distancias cortas, en el tú a tú, sí que se ve en alta definición que es donde sí importa ver bien. Ahora que lo pienso, desde hace varios días saludo a la única vecina de mi calle con la que no cruzaba palabra al pasar por su lado. Con su bata azul tiene aspecto de señorona venida a menos pero que sigue guardando el poco glamour de antaño. Siempre tira sus deshechos perfectamente diferenciados para reciclar. De uno en uno en el contendor adecuado. Y si a alguno le da por tirarlo todo en el mismo y salir corriendo mientras ella todavía está tirando de uno en uno sus botellines de cerveza, su barbilla empieza a ganar altura y parece matar con la mirada al susodicho por su falta de concienciación medioambiental. Hoy tiraré la basura (en el contenedor preciso) y le desearé buenas noches con tono más que galante. Como un perfecto desconocido a ver si así entablamos conversación. Ésta es una de las razones por la que me sigue gustando más el segundo grupo de miopes. Espero que ella a partir de esta noche no se pase al primero.


Todos los derechos reservados. Jesús Leirós 2012 © Publicado por Jesús Leirós León en 16.1.12 14 comentarios

10 de enero de 2012

Flagelados



Nunca me han merecido consideración quienes respetan más a sus problemas que a las posibles soluciones. Son los llamados flagelados o víctimistas de moco tendido. Se les detecta fácilmente. Sólo hay que descubrir un pentagrama de posibilidades fingidas que llevan siempre pegado como corbata, por tanto do de pecho que se quedó en meras afinaciones. También porque prefieren callar su propia verdad para amoldarse a la mentira que construyeron el resto. Ven enemigos donde no los hay y repiten una y otra vez el error que les llevó a creer que el mundo sigue equivocándose: una vez más. 

La lucha no les agrada. Saben que con ella se gana pero debe ser demasiado costoso bajarse del burro, poner los pies en la tierra y mojarse el trasero para pescar alguna verdad. Estos flagelados perennes huyen de quienes le dicen lo contrario de lo que quieren oír. Es como una llamada de atención del hermano mayor que ve como el recién nacido no ha llegado y ya le está quitando el protagonismo al ritmo de carantoñas en la barriguita de mamá. Al principio chilla, patalea, hasta intenta imitar la conducta del segundón para ver si así consigue un poco de celebridad. Sigue sin darse cuenta que su momento de gloria, si es que lo tuvo alguna vez, pasó y que pronto será otro el que ocupe su cuarto de los juguetes. Por lo contrario prefieren dormir con su soledad, arroparse con la tristeza, mullir su pereza desesperante y calmar con una pastilla que otro día comienza. Hasta que el cuerpo aguante. Es mucho más romántico morir de tristeza y ser recordado por las viejecitas tomando té con pastitas después de la misa...

Ahora pienso en Rigoberta Menchú, que superó la muerte de su familia siendo devorada viva por lobos mientras ella lo contemplaba metida en una jaula en mitad de un bosque. ¿De dónde sacó fuerzas para olvidar, renacer y luchar? ¿Cómo consiguió aunar fuerzas e ideales para reconducir a los propios criminales hacia la integración en Guatemala? Ella nunca buscó el reconocimiento pero le endosaron el Nobel de la Paz en Oslo. Pienso en Marilyn. en su violación reiterada de su tío con seis años y un policía, en el ingreso en una casa de adopción por los trastornos mentales de su madre, su vida callejera sin saber siquiera lo que comer y de ahí a convertirse en el máximo símbolo del cine de Hollywood. O en Pablo Picasso que nació muerto. O en la propia Madonna que llegó a Nueva York desde Bay City con solo quince años, pobre, desnutrida pero con la diligencia suficiente para decirle al primer taxista del Bronx: "Por favor, lléveme al centro de todo esto".

No pretendas que las cosas cambien si siempre haces lo mismo. Quien supera sus miedos. Quien realmente quiere superarlos, se supera a sí mismo sin quedar superado. ¡Lánzate a la vida y deja que te engulla! ¡Disfruta el placer de sentirte cada mañana con más litros de sangre y menos rencor en las venas! Quémate los ojos observando el mundo y atragántate saboreándolo. Todo. Deja de preguntarte e intentar adivinar si habrá vida después de la muerte y averigua si hay vida antes. Deja de hacer sufrir a los que más te quieren, a guardarte te quieros por miedo y da igual si tu tiempo se acaba así. Si mueres en el intento, por lo menos que sea vivo.




Todos los derechos reservados. Jesús Leirós 2012 ©

Publicado por Jesús Leirós León en 10.1.12 26 comentarios

2 de enero de 2012

La Chispa de la Navidad


Los que vivimos de sueños y tememos siempre que nos despierten en el momento más inoportuno tenemos manías particulares: la de poner banda sonora, color y olor a todo lo que merece ser de alguna manera memorable. Cada año que pasa la cosa se pone más cuesta arriba porque es más lo que nos llega y menos lo que queremos retener. Hablo en este caso de la Navidad y sus villancicos. Todos ya remasterizados, sin el sabor añejo de esos niños de voz imposible que empiezo a dudar si serían en un futuro eunucos profesionales. Ahora los ponen a toda guita en los grandes almacenes para que de forma inconsciente compremos cada vez más polvorones, toquemos menos la zambomba y regalemos al nuevo sobrino el juguete más psicodélico. Esto tampoco es ninguna novedad. Por eso, cuando pequeños milagros nacidos desde la más absoluta sencillez y profesionalidad llegan a buen puerto no puedo hacer otra cosa que alegrarme y aprender a saborear de nuevo estas fechas que ponen sensiblón hasta al más pintao. Hoy pongo como ejemplo  la idea original del artista Miguel Moreno y con letra y música de Manuel Ruíz Queco para el vídeo promocional de Claudia "La Chispa " en Navidad. Todavía tendremos alguna que otra agujeta de recortar en la pared las palabras que conforman ese corazón de la Chispa. Para que así ella, en su salsa, que es como mejor está, desee lo mejor en este año lleno de tijeretazos. Yo por mi parte sigo tarareando desde hace un mes esta canción mientras le quito el celofán al 2012 y así desearos que luchéis para que vaya lo mejor posible. Porque aunque resulte que al final es cierto que éste es el último, que por lo menos sea bueno.

Todos los derechos reservados. Jesús Leirós 2011 ©
Publicado por Jesús Leirós León en 2.1.12 0 comentarios