Prueba
- Y a un idilio tan frío solo le puede la muerte -


Prueba

30 de diciembre de 2011

Héroe



Dicen que los héroes sólo entiendéis la vida desde la lucha; desde el combate por sobreviviros sin pensar siquiera que la retirada es una ventajosa posibilidad. En tu caso fue desde el primer día y desde entonces no conoces ninguna época amable de armisticio. Te vistieron de niño guerrero para que luchases contra todos tus enemigos. Todos internos, desde tu fuero. Serán muchos los que seguirán sin entender cómo puede caber tanta fuerza y tanto latido de hierro en un cuerpo tan pequeño. Muchos más los que quieran robarte el secreto del deseo infinito para poder andar, llegar y no decaer. Tú solamente sigue. Así. Regalando una sonrisa de compensación a todo aquel que se rinda ante ti en honores. No vuelques la balanza que justo ahora se encuentra en casi perfecto equilibrio. Sabemos de un enemigo invisible que te cuesta trabajo ver. A cualquiera nos pasaría en tu caso. Se llama incompresión y es bastante escandalosa. Atemoriza a cualquiera en el silencio aprendido de los desarmados. Pero tú tranquilo que ya no es tu caso. Somos miles los que batallamos para que algún día vuelvas al lugar de donde nunca tuviste que irte: con los tuyos. Con esos otros pequeños héroes entre los que jugabas en tu reino de cuaderno y pizarra. Ése es mi deseo de Navidad para ti y tu familia. Estoy convencido de que el año que viene serás tú el que me conteste junto a tus compañeros de clase. 

Con todo el cariño que cabe en este corazón de poeta imperfecto,
                                                                  que te admira y quiere.


¡Feliz Navidad Aarón!


Todos los derechos reservados. Jesús Leirós 2011 © Publicado por Jesús Leirós León en 30.12.11 9 comentarios

26 de diciembre de 2011

Cómeme





Sí, por aquí...,
que ahora ya nadie sabe ver.
Vente...

Ven y cómeme...

Que rechina la calma de tu mandíbula.
Corre, ¡desencájatela!
Ábreme la boca y métete sin palabra.

Así, hablando sin decir.
Sí, que estalle frambuesa y aliento.
Que ya huele a calor de ganas...
Hasta que se fundan las comisuras...
Que ya el gemido te quiere crecer...
Que ya me sabe la mía a la tuya...

Así,
Tú sigue...

Dame bamboleo de lengua entre mejillas.
Que se resbale queriendo el bocado.
Hasta que se mezcle saliva y piel...

Sigue... que te vuelves a olvidar de beber...;

Por eso no pares,
Todavía no...

¿No ves que ahora se nos derrama
la sangre
entre el cielo
de mi boca
insatisfecha

...y sobre el labio
te reservo
la miel?


- A tu boca pecadora -

- Jesús Leirós -

Todos los derechos reservados. Jesús Leirós 2011 © Publicado por Jesús Leirós León en 26.12.11 18 comentarios

20 de diciembre de 2011

Antonio, quédate.



"... y dices que te vas y aún sigues de letra presente. Soportando la batalla del enemigo mientras las ganas van y vienen consumidas en esperanza. Yo brindo por ti por lo que nos hiciste sentir, por el latido pausado y alegre que no se acostumbra a abandonarte y por lo que vendrá, por seguro. Te queremos, aquí. ¡Chin -chin!"

             
                                      Todos los derechos reservados. Jesús Leirós 2011 © Publicado por Jesús Leirós León en 20.12.11 32 comentarios

18 de diciembre de 2011

Ya no digo





Digo fui porque ya no soy.
Ni la calma que cubre la noche de investiduras.
Ni la caricia que teme a entregarse del todo.
Ni la sonrisa que a nadie va. Y que nunca regresa.
A la boca que amamantó las ganas.
Digo fui porque ya no tengo.
Ni la esperanza de volver en mí
para ser de otro cuerpo.
Ni la angustia desesperada por sentir
la crueldad del terciopelo.
Digo fui porque ya no tengo
ni tiempo para demostrarme que pudo hacer falta acaso una vida
para arrancarla de otras manos,
de otra piel. Acaso perfecta.
Para ver correr la sangre atropellada.
Digo fui porque ya no puedo decir nada.


- Jesús Leirós -




Todos los derechos reservados. Jesús Leirós 2011 © Publicado por Jesús Leirós León en 18.12.11 17 comentarios

14 de diciembre de 2011

Cosechando subvenciones





Hace varios días, Cayetano de Alba, Conde de Salvatierra, dejó salpicar sus sapiencia e ideología más rancia como el que deja abierto el grifo de una cisterna de cianuro. Por lo menos así ha sentado en toda España declaraciones como "me gustaría vivir en el Medievo", "No me considero rico", "La tierra es de su dueño no de quien la trabaja" o "No confío en la justicia. Preferiría retarme cuerpo a cuerpo con mi enemigo y que uno de los dos sobreviva. Lo de ahora es una uténtico cachondeo."  Pero si en algún lugar han sentado mal su gran demagogia ha sido sin duda en Andalucía diciendo "que aquí los jóvenes tenemos pocas ganas de trabajar, mucho menos de evolucionar y que somos muchos los que nos gastamos el dinero de los subsidios en los bares". 

Yo por poder decir le podría decir muchas cosas pero la verdad es que no es tanto el tiempo del que dispongo para su honestísima persona. Pero si hay algo que le regalaría: no sería ninguna fanega de tierra. Pienso que con las 25000 hectáreas de tierra que cuentan en toda España y por las que reciben tres millones de euros tendrán ya más que suficiente. Tampoco un diccionario de latín porque seguramente tendrá alguno que otro más antiguo que el que conservo de mis clases en bachillerato. ¿Sabía usted que su nombre en latín significa gran piedra...? ¡Qué bueno! Pues sí, se lo regalaría porque para vivir en la época que usted sueña debería aprenderlo mejor de lo que ha aprendido el español. Y es que me temo que el leismo tan agudo que sufre le delata sobre su conocimiento inexacto. No me animo ni siquiera a mandarle un dossier donde vengan recogidas las figuras más importantes que esta región tan analfabeta y tan de faralaes y copita de fino Jerez han hecho de sus tierras un lugar más que cómodo porque entre ellas estaría su santísima madre. Así que lo tengo decidido, para Navidad le voy a hacer llegar a su finca sevillana una invitación para que ocupe una de las sillas más prestigiosas de la RAE. No sé si sería la G o la de la letra C. No, no piense mal que no le estoy insultando. Acuérdese que soy andaluz y por lo tanto analfabeto, no sé ni insultar ya...  C de Cayetano, de Conde, de Caballero. Ni se le pase por la cabeza que le estoy llamando lo que usted se merece.


Todos los derechos reservados. Jesús Leirós 2011 © Publicado por Jesús Leirós León en 14.12.11 13 comentarios

11 de diciembre de 2011

Exposición Archidona



A grandes males, grandes remedios. Esto es lo que debió de pensar Francisco Javier Toro, Blas para los amigos. Además de ser concejal de cultura de Archidona (Málaga), es un verdadero revolucionario del arte público y es que decidió hace varios años convertir el salón de su casa en centro de exposiciones de arte contemporáneo. Allí da cabida a los mejores artistas plásticos del panorama nacional e iniciados. Esta vez su propuesta se centra en El sofá como objeto de deseo.



De la categorización de su uso desde su creación a principios de siglo como un mueble de alto standing al uso y connotaciones que trae consigo en la actualidad como lugar de descanso, escenario de pasión, de rechazo, etc. Se trata de 78 propuestas venidas desde todos los puntos de España que crean una constelación muy interesante de la percepción colectiva de una realidad integrada pero no analizada al completo. Lo particular puede ser también su proporción: 10x15 cm. Esto explica que pueda ser viable una gran muestra de numerosos artistas en un espacio tan reducido. Desde aquí darle las gracias a mi amigo Blas por darme esta oportunidad de estar entre tantos tan grandes ¡No se la pierdan!



LA SALA DE BLAS
C/Santo Domingo, 8
Archidona (Málaga)

A partir del 4 de diciembre de 2011


Todos los derechos reservados. Jesús Leirós 2011 © Publicado por Jesús Leirós León en 11.12.11 2 comentarios

8 de diciembre de 2011

Placenta de entretiempo

Foto: Caridad Martín

"Las épocas huelen. Como tambíen huelen las sensaciones. Y ésta, la de ahora, la que está a caballo entre el otoño tardío y el ropompompón, me sabe a polvorón, frío en la nariz y calles llenas de gente con sus bufandas con olor a alcánfor. En la mía todavía puedo casi adivinar el último olor del último día del último invierno pasado. Huele a vaho de almendra , como su cuello..."

"También me sabe a tardes en las que teníamos que cambiar la ropa de entretiempo por la de invierno. Y con ocho años, mi abuela Francisca me llevaba al salón para que le ayudara a doblar su gran sábana de matrimonio. Era uno de mis momentos favoritos con ella. Primero intentaba hacer coincidir las puntas de cada uno de los extremos con los brazos muy estirados hacia arriba para que no rozara en el suelo. Después había que sacudirla arriba y abajo violentamente para desarrugarla. ¡Me encantaba cuando a uno de los dos se nos escapaba y saltaba por los aires! En caso de que no se nos escapara, intetábamos adivinar para qué lado ibamos a doblar... yo casi siempre le adivinaba el pensamiento - siempre hacia la izquierda -. Y llegaba el momentazo a la hora de la última doblez en la que esa tira de tela se convertía en una gran U que terminaba con un besote en la mejilla, de los que resuenan en la oreja..."

"La ropa siempre guarda el último recuerdo, el olor, la forma, la circunstancia... Como la piel, tiene memoria y nos lo hace saber. Parece que es ella la que está hecha a nuestra imagen y semejanza, pero es a la larga, cuando nos invita a compadecer o añorar a quien estuvo una vez a salvo dentro. Es nuestra placenta múltiple y reversible"


Todos los derechos reservados. Jesús Leirós 2011 © Publicado por Jesús Leirós León en 8.12.11 17 comentarios