Prueba
- Y a un idilio tan frío solo le puede la muerte -


Prueba

8 de diciembre de 2011

Placenta de entretiempo

Foto: Caridad Martín

"Las épocas huelen. Como tambíen huelen las sensaciones. Y ésta, la de ahora, la que está a caballo entre el otoño tardío y el ropompompón, me sabe a polvorón, frío en la nariz y calles llenas de gente con sus bufandas con olor a alcánfor. En la mía todavía puedo casi adivinar el último olor del último día del último invierno pasado. Huele a vaho de almendra , como su cuello..."

"También me sabe a tardes en las que teníamos que cambiar la ropa de entretiempo por la de invierno. Y con ocho años, mi abuela Francisca me llevaba al salón para que le ayudara a doblar su gran sábana de matrimonio. Era uno de mis momentos favoritos con ella. Primero intentaba hacer coincidir las puntas de cada uno de los extremos con los brazos muy estirados hacia arriba para que no rozara en el suelo. Después había que sacudirla arriba y abajo violentamente para desarrugarla. ¡Me encantaba cuando a uno de los dos se nos escapaba y saltaba por los aires! En caso de que no se nos escapara, intetábamos adivinar para qué lado ibamos a doblar... yo casi siempre le adivinaba el pensamiento - siempre hacia la izquierda -. Y llegaba el momentazo a la hora de la última doblez en la que esa tira de tela se convertía en una gran U que terminaba con un besote en la mejilla, de los que resuenan en la oreja..."

"La ropa siempre guarda el último recuerdo, el olor, la forma, la circunstancia... Como la piel, tiene memoria y nos lo hace saber. Parece que es ella la que está hecha a nuestra imagen y semejanza, pero es a la larga, cuando nos invita a compadecer o añorar a quien estuvo una vez a salvo dentro. Es nuestra placenta múltiple y reversible"


Todos los derechos reservados. Jesús Leirós 2011 © Publicado por Jesús Leirós León en 8.12.11

17 comentarios:

Caoticautopica dijo...

De esos pequeños instantes se nos llena la vida...precioso Jesús.


http://www.flickr.com/photos/caotica_utopica/

Jesús Leirós León dijo...

Preciosa tú, siempre tú.

Sarade Genes dijo...

Despiertas los sentimientos con cualquier cosas. Me gusta como llamas a lo que para otros no tiene mucha importancia como en este caso la ropa. Un beso poeta!

Adrián dijo...

Cosas simples de las que haces arte. Eso es un artista y por ende un escritor. Un abrazo Jesus!

Martita Nodal dijo...

Me estaba imaginando esa escena con tu abuela y todo!! :) q tierno!

Pajaritas dijo...

Un diez para la foto y cum laude para el texto. Ahora todo huele a ayer...

Anónimo dijo...

Manoli presidenta????, es tu abuela???,tendría su explicación,jejeje.
Por cierto es normal que compres el País no te veo comprando el ABC ni por encargo,jejeje.
bonito post.

p@logonero

M Jesus Rivera dijo...

Excelente...realmente hermoso!!!Enhorabuena Jesùs!! Muchas gracias por el enlace :)

Felisa Canales dijo...

SON ESTOS LOS MOMENTOS QUE AL LEERTE ,ME HACES RECORDAR,CUANDO MIS HIJOS ESTABAN EN CASA,Y LES GUARDABA LAS SABANAS PARA QUE ME AYUDARAN A DOBLARLAS,NOS PASABA LO MISMO SE ESCAPABA LA PUNTA Y NOS HARTABAMOS DE REIR.hOY JESUS ME HAS HECHO RECORDAR¡¡¡¡¡ Y EL OLOR? HACE UN AÑO,TIRE EL COLLAR DE MI PERRO DARK,UN BOXER, ME ME ACOMPAÑO 11 AÑOS DE SU VIDA,PUES OLIA A EL" DESPUES DE 5 AÑOS QUE YA NO TENIA SU ICONDICIONABLE Y FIDELIDAD,SOLO DECIRTE "GRACIAS".

David L. dijo...

Uff, esa escena con tu abuela me ha recordado a mí y a la de todos yo creo. ¡Que grande eres!

Santi dijo...

Transmites tanto en estos días en que todo parece dar igual...

Álvaro DS dijo...

Yo me quedo en este blog cada noche desde hace una semana para soñar despierto junto a tus palabras...

Jesús Leirós León dijo...

Bienvenido Álvaro a esta gran familia.

DeCaceres dijo...

La foto es maravillosa. ¡Guapísima!

galiMATIAS dijo...

Artista creo que podré ir a verte a la conferencia que en esos días ando por la capital comprando buenos y merecidos regalos!!!

Rqr dijo...

Labios de menta, sensación tras sensación....

Fernando González Rendo dijo...

Esos vuelos de la sábana son los auténticos paracaídas que nos salvan en el día a día.

Un abrazo, genio!!