Prueba
- Y a un idilio tan frío solo le puede la muerte -


Prueba

29 de enero de 2010

Más allá del arco iris...


A veces sueño que existe un lugar en el que el dolor no tiene cabida. Un mundo donde mis sueños componen el único himno que tararearé mientras paseo silvando y desnudo de pasiones.

A veces me despierto y compruebo que todavía no es el momento. Sé cual es el sabor del beso más sublime. Y he saboreado el amargo dolor del fracaso más gris. Sin embargo, camino enamorado de esta aventura de versos.

Vuelvo a dormir. Solo allí soy. Y lo mejor de todo es que sé que llegará el momento en que todo se hará perfecto. No habrá lugar para las mentiras, la soledad, el desconsuelo, la incertidumbre de saber si estoy solo... Me repito que es cuestión de vivir. Nada más.
Publicado por Jesús Leirós León Etiquetas: en 29.1.10 3 comentarios

28 de enero de 2010

Se equivocaba


Se equivocó la paloma.
Se equivocaba.
Por ir al norte, fue al sur.
Creyó que el trigo era agua.

Se equivocaba.
Creyó que el mar era el cielo;
que la noche mañana.
Se equivocaba.

Que las estrellas eran rocío;
que la calor, la nevada.
Se equivocaba.

Que tu falda era tu blusa;
que tu corazón su casa.
Se equivocaba.

(Ella se durmió en la orilla
Tú, en la cumbre de una rama.)


Rafael Alberti, (n. 1902)
Publicado por Jesús Leirós León Etiquetas: en 28.1.10 4 comentarios

26 de enero de 2010

¡Todavía no!


Es cierto que fueron muchos los días en los que el sol quedaba rezagado en el horizonte y no me dejaba ver su luz.

No niego que el desaliento pudo al interés por hacer de mi vida algo que mereciese la pena tras tanta tormenta sin tregua, tras tanta guerra de sangre helada.

Tampoco dejo a un lado a los suspiros, lágrimas, desesperos, impaciencia, fracasos, caídas, heridas y despedidas que dejaron malherida mi frágil e inestable felicidad.

Pero no existe fuerza en el mundo que quebrante mis ganas de volar más allá del arco iris, de abandonar la tierra que me quema. Yo soy un alma atormentada que se resiste a vivir erguido, como un vulgar bípedo. Malvivo volando. Solo así descubro donde están los errores y que mayor será la caída. No tengo miedo. Y por eso sigo batiendo mis ilusiones, y llegar alto, muy alto.

Y no os disfraceis de luto si así muero porque me iré conseguiendo mi leitmotiv: morir viviendo. Por eso os digo susurrando: No me desperteis, ¡todavía no!

Gracias a todos los que confiaron en este mediocre ilusionado, en este Quijote de cuarta que ve caricias equivocadas en cada golpe.
Publicado por Jesús Leirós León Etiquetas: en 26.1.10 6 comentarios

22 de enero de 2010

Confesiones de madrugada


Deja que mi letra penetre en tu mirada que cabalga monótona. Consiente que estas palabras, aquí tatuadas, indaguen en tu firmamento constelado. Sigue caminando para descubirr sin miedo lo que mi corazón ha preparado a base de latidos, fuerza y desespero.

Eres tú y nadie más. Solo tus sombras inventadas. Tan solo esos vientos que maquillas con tu mirada engalanada de azahar. Eres sueño que al alba se aleja huyendo de mi felicidad esquiva y que nace muerto en la mañana. Eres alma, vida y fuego. Calor que quema sin calentar. Abrigando al frío con tus suspiros. Te dedicas a enjaular a mi libertad con promesas hambrientas de verdad. Y perdido en el desierto de los deseos contaminados de ambición, apareces tú. De nuevo tú.

Duermo recostado en los abrazos ausentes que cada noche me brindabas. Vivo alejado de la realidad que se propone arruinar mis sonrisas artificiales. Entre paredes blancas y lágrimas negras sobrevivo sin tu penumbra. Tampoco me acompaña la razón ahora olvidada por todos. Tan solo tu pecho de márfil y seda. Y sobre ellos, clavada el alma.

Déjame besarte una vez más, disfrazarte de mil caricias ensayadas. Consiente que estas confesiones no caigan en el abismo de tus demoras cada vez más duraderas. Sigue bailando en la danza que nos prohibieron. Con luna, sudor y lunares concédeme un puñado de fantasía. Quiero ser ese cazador de besos deshechos.

Dilataré tus labios para fundirme de amor. Déjame tan solo una noche. Y conquistar cada una de las curvas que serpentean tu cintura. Bañarme desnudo en la cascada de luna que izas sobre tu cara. Anclar mi boca en tus ojos para beberlos sin descanso. Tan solo deleitarme con tu sonrisa, himno insigne de mi conquista.

Me retiro como siempre, al alba. Para perderme entre las sábanas que te añoran y se empeñan en abrazarme. Y sobre el infinito escenario de mi almohada afilada, no te encuentro.

Te espero con deseo para soñar de nuevo mi vida, para fabricar mis sueños. Para inventar sin miedo cada uno de esos besos, aquellos besos, nuestros besos...
Fragmento de "Los besos soñados" (2010)
Publicado por Jesús Leirós León Etiquetas: en 22.1.10 5 comentarios

21 de enero de 2010

¡Ha llegado el afilador, María!


Cada mañana despierta el mundo y con él, tu cuerpo de mujer. Ausentes y sosegados, tus ojos amanecen para formar parte de la jungla de asfalto. Maquillando tus heridas te das cuenta que aún no ha cicatrizado la sangre helada. Y él lo sabe.

Tu mundo queda reducido a cuatro paredes desnudas, blancas y yermas. Así como una metáfora engañosa de tu futuro. Pero hoy ya no puedes más; hoy quieres deshacerte de todas las excusas y escapar de tu celda.

Por la puerta asoma su sombra. Es más alargada y lúgubre que nunca, en cambio no temes y sonríes. Sus manos están tan afiladas que consiguen herirte con solo rozar. Te abraza y sientes frío. Te mira pero ya nada dice

Ha llegado de nuevo el afilador para quemar tus alas, para desterrar a la primavera, para ser pesadilla entre sábanas. Sus golpes ya no son caricias equivocadas. Tu corazón lo siente y late con más fuerza.

¡Vuela María, vuela! Tú viniste para ser clavel, sueño y vida. Sigue batiendo tus alas aunque se derritan en mitad del camino. Solo así morirás viviendo. Y yo contigo.

- A la mujer asesinada nº 8 -


J.Leirós León


Publicado por Jesús Leirós León Etiquetas: en 21.1.10 2 comentarios

20 de enero de 2010

Yo necesito


Para quererte yo necesito
un abrigo de navajas vivas
que caminen sobre la piel
que críen llagas de arena.
Una bufanda de cuero y alambre
para que me ahogue si te olvido,
que mientras te bese, yo sangre.

También una almohada infinita
-¡Que sea de piedra señor!
de algodón
[no me vale...]

y sobre ella bailar desnudo
empujado al vacío invierno
tierra de sueños, veros y penas
que no juega con las cometas
de tus labios fijos
las orillas muertas.

- Deme aquella rosa, ¡la que más pinche!
Y esta de aquí, la que va deshecha.

Para ponerlas en mis jarrones
cuando declares la guerra.

Aún lejos de todo,
¡te miro y quemas!

Disfrazada de ceniza y sombra
eres la venda que nunca llega
fuente gitana de lágrimas secas
fuiste verduga, niña traviesa
¡Dolor pretérito el mío
amar sin recompensa!

- J.Leirós León -
Publicado por Jesús Leirós León Etiquetas: en 20.1.10 2 comentarios

18 de enero de 2010

Cristo de la Vega


La que es conocida como "la capital de las tres culturas", también como "la ciudad imperial" por haber sido sede principal de la corte de Carlos I en su reinado hispánico, nos tiene reservada unas de las más hermosas leyendas castellanas sobre desamor. Hablamos de Toledo.

Se cuenta que había un soldado llamado Diego Martínez. Antes de partir hacia la guerra de Flandes le prometió matrimonio a la doncella Inés de Vargas. Ambos habían mantenido relaciones prematrimoniales durante un largo tiempo y como esto hacía peligrar la reputación de Inés, ella le pidió que le asegurara de alguna forma que se desposaría con ella cuando regresara a Toledo. Se lo juró frente al Cristo de la Vega, la imagen más representativa, peculiar y venerada de cuantas existen en la capital. El muchacho volvió después de unos años, sano y salvo, pero ya no estaba enamorado de aquella mujer. Entonces se negó a cumplir con la promesa y todo derivó en un escándalo en el que intervino un juez, quien le preguntó a la dama si tenía algún testigo del hecho. Ella contestó: "Pues sí, estaba el Cristo de la Vega".

Entonces al juez decidió mandar a un escribano para tomar declaración al Cristo por si de alguna manera podía esclarecer este asunto de desamor. Cuando se encontró el escribano de frente con Jesús crucificado le preguntó si podía darle alguna señal sobre si estaba diciendo ella la verdad. Entonces ocurrió que su brazo derecho se descolgó ante el asombro del apuntador. Desde ese momento no se volvió a colocar el brazo caído en el madero y así sigue hoy en día procesionando por la ciudad. Los amantes por su parte decidieron dedicarse a la vida espiritual en diferentes conventos hasta el final de sus días. Fue entonces cuando nació el refrán popular "a buen buen juez, mejor testigo".

Una historia de desamor, mentira, verdad y santidad. Unos ingredientes nada habituales en leyendas populares castellanas que alimentan aún más nuestro interés por seguir descubriendo mil maneras, todas válidas, de sobrevivir a la vida en beso.
Publicado por Jesús Leirós León Etiquetas: en 18.1.10 1 comentarios

17 de enero de 2010

La flor del amor


- ¿Y por qué has elegido este camino?
- Es el más hermoso de cuantos hay en la judería.
- No te creo. Dime la verdad...
- Está bien. Según cuenta la leyenda cordobesa, quienes resistan a pasear por estas estrechas calles con la persona amada conseguirán el amor eterno.
- Sigo sin entender qué tiene este camino asfaltado de piedras indomables de especial.
- Es un lugar mágico si lo observas con detenimiento. Aquí nada es lo que aparenta. Ni las calles mueren donde tu vista ya no alcanza, ni los ecos son tan nítidos como ellos mismos te hacen creer...
-¡ Fíjate Julián! - dijo Norma mientras se ponía de rodillas bajo un ingente arbusto fucsia -¿ No te parece preciosa esta flor? ¡Qué color, qué aroma!
- ¡Qué suerte que te hayas fijado en ella!
- ¿Por qué dices eso?
- Casi siempre suele ser al revés. Se trata de la buganvilla o también como la flor del amor. Al igual que este lugar, nada es lo que parece.
- Sigo sin entenderte - respondió con un aire de incredulidad marcado en su frente.
- Verás, no visten ningún color cuando nacen. Su color rosado es gracias a sus raíces semienterradas que consiguen oxidar su savia. Pero tampoco te dejes engañar tan fácilmente. ¡No son flores! Lo que te llamó a ti la atención solo son sus hojas. Su verdadera flor es pequeñísima, muy débil y resguardada.
- ¿Esto de aquí de color blanco?
- Sí, eso es. ¿Qué te parece?
- Bastante extraño. Todas tienen una pareja justo al lado en perfecta simetría. No hay ni una que esté sola.
- Antes hablaste de su aroma, ¿no es cierto?
-Sí
- Pues debo confesarte querida amiga que estas flores son inoloras completamente
- No puede ser. Juraría que tenía un perfume acaramelado.
- He ahí otra de sus virtudes. Es una flor que al ser tan seca absorbe de inmediato el sudor de las yemas de tus manos y de esa forma piensas que su olor es tu olor...
- Que su belleza es la tuya...
- Así es. ¿Comprendes ahora por qué la llamo la flor del amor?
- Ahora comprendo muchas cosas más...- contestó mientras me regalaba el más sublime de sus besos.

Fragmento de "Los besos soñados" (2010)
Publicado por Jesús Leirós León Etiquetas: en 17.1.10 5 comentarios

16 de enero de 2010

Eternos amantes

En estas dos semanas que lleva creado este blog debeis conocer ya su principal cometido: el amor. Sí, ese pseudosentimiento que está vanalizado más que nunca. Ese que nos convierte en verdaderos humanos despojándonos de nuestro disfraz puramente biológico. Ese que cuesta tanto encontrar y mantener. Con este espacio deseo brindarle el mayor de los homenajes. Pero no solo de letras y versos vive el hombre. Hoy quiero demostrar cómo el amor está presente mucho más allá de nuestras fronteras. En concreto en el mundo animal. Quiero que conozcais la magnífica historia de los albatros.

Estas aves son las más grandes que habitan en las Galápagos. Su población se estima en unas 22.000 en todo el mundo. Pero lo realmente atrayente de ellas es su longevidad. ¡Son las únicas aves que llegan a los 80 años de media! Una edad nada despreciable para un ave de su tamaño. "¿Y cuál es el secreto?" se preguntarán no solo los zoólogos, que también, sino todos aquellos que no queremos abandonar tan pronto esta historia tan corta e incomprensible que se llama vida.
Pues bien, se ha descubierto que los albatros solo coopulan con una sola pareja sexual. Es decir, desde que comienza el periodo de celo en la hembra, esta convivirá con un solo macho hasta su muerte. Y el macho por su parte le será férreamente fiel a su pareja por siempre. Es más, si por alguna circunstancia alguno de los dos quedase herido, su compañero de vuelo lo cuidará hasta la muerte y no le buscará un sustituto. Ahora sí estamos preparados para cuestionarnos ¿será el amor el responsable de que se multipliquen sus días? La respuesta de este secreto está "en el aire". Allí donde se enamoran estos eternos amantes.
Publicado por Jesús Leirós León Etiquetas: en 16.1.10 3 comentarios

15 de enero de 2010

Muerto


Creo que estoy muerto
por eso mi padre llora
por eso el perro muerde mi almohada
por eso se engalanan de negro
por eso grito y no hablan.

¡Y qué callado está mi pueblo!
silencio roto por campanas,
campanas que ensayan el himno
de este camino de versos
de toda mi vida enterrada.

Cuarenta viejas se asoman
entre balcones por la tarde.
Gente que nunca quise
colabora con sus lágrimas.
Sigo sin entender
si fui carne
si soy alma

Llamo de nuevo al cielo
¡y dicen que no me abren!

Con lo bien que malvivía
entre faldas, con mi madre.

-J.Leirós León -
Publicado por Jesús Leirós León Etiquetas: en 15.1.10 3 comentarios

14 de enero de 2010

El verdadero autor del Gernika


El estilo, el cubismo, no es uno de los que más me atraigan del mundo de la pintura. Y aunque piense que se revalorizan sin lógica muchas de las obras de todos aquellos artistas que cultivan esta rama del neorrealmismo, debo reconocer que siento una especial devoción por esta obra consagrada del malagueño más universal, del único artista de la historia que vivió para ver sus obras expuestas en el Louvre. Hablar de Pablo Picasso es hablar de genialidad, transgresión y leyenda.

Y va a ser él el protagonista de una de las anécdotas más impactantes de cuantas he leído en diferentes biografías suyas. El bombardeo de Gernika, por parte de los aviones alemanes e italianos, el 26 de abril de 1937 durante la Guerra Civil Española fue un hecho que conmocionó a muchas personas y personalidades. Su grandiosa obra, en todos los sentidos, fue realizada en mayo de ese mismo año y se expuso por primera vez en la Exposición Internacional de 1937 en París, después de ser adquirido por el Gobierno de la República Española.

Una vez finalizada la exposición, el cuadro viajó por Oslo, Estocolmo y Copenhague, antes de volver a Francia. Y en 1939 Picasso se llevó el cuadro "de gira" por América para recaudar fondos destinados a los refugiados del bando republicano de la Guerrra Civil Española, y allí quedó el cuadro hasta 1958, en el MOMA de Nueva York.

Picasso volvió a Francia dejando el cuadro en América y en París, en 1940, se topó con el ejército nazi que había invadido gran parte del país a las órdenes de Adolf Hitler. Según se cuenta, un oficial alemán le preguntó a Picasso ante una foto del cuadro de Gernika: "¿Ha hecho usted esto?". Pablo Picasso le respondió: "No, han sido ustedes"; haciendo clara referencia a la responsabilidad alemana en el bombardeo de la localidad vasca.

Una prueba más de cómo la calidad humana confluye y sobrepasa los límites propiamente humanos. En este caso el arte con mayúsculas.
Publicado por Jesús Leirós León Etiquetas: en 14.1.10 4 comentarios

13 de enero de 2010

Por un millón de dólares

Ya que la Navidad ha pasado, los belenes están recogidos y los adornos guardados, es tiempo de seguir viviendo esa vida en beso más allá de estos meses cándidos y perfumados de esperanzas. Pero quiero hacer antes una pequeña reflexión. El presidente estadounidense culpable de la Obamamanía ha conseguido alzarse con el máximo galardón a las labores humanitarias a nivel planetario. Sinceramente no creo que se lo merezca en absoluto. Los proyectos sin hechos no son más que vanas ilusiones, y él lo sabe. Pronunció en su discurso más veces la palabra "war" que "peace". No hace falta argumentar más. Por otro lado, el propio Adolf Hitler fue candidato nada más y nada menos que en tres ocasiones al mismo premio. Sí, el de la Paz. Por mucho que las nuevas comunidades neonazis quieran encumbrar a "Mein kampf" como punto de inflexión en la literatura germana. Sería desolador perder la cordura que estos premios buscan: el recompensar a quien realmente lucha por los demás sin importarle los medios.

Quiero compartir con vosotros una anécdota que protagonizó Agnes Gonxha Bojaxhiu, conocida por todos como Madre Teresa de Calcuta. Pues bien, un día se encontraba en uno de los hospitales donde ella solía frecuentar a sus enfermos de la zona norte de la capital (la más pobre de hecho). Unos periodistas canadienses estaban haciendo un documental sobre su labor con vistas a su posible candidatura al Premio Nobel de la Paz que ganó en 1979. Uno de los periodistas al verla lavar con cariño y sin complejos a un leproso le reprochó:

- ¡Por favor, yo no lavaría a un leproso ni por un millón de dólares!

Y ella le contestó con estas palabras lapidarias:

- Yo tampoco.

El reportero se quedó mirándola extrañado y le preguntó que por qué decía eso.

- ¿Qué iba a hacer yo con un millón de dólares? ¡A un leproso solo se le puede lavar por amor!
Publicado por Jesús Leirós León Etiquetas: en 13.1.10 2 comentarios

12 de enero de 2010

Pero los tigres llegan de noche...


"...y es que resulta complicado redimir tus sueños a un constante letargo de tus intenciones. Y mucho más cuando es necesario enterrar tus ilusiones para que no despierten a menudo mientras te propones comenzar una nueva etapa, un rumbo incierto. Sentir la necesidad de encumbrar tus sueños a lo imposible, hacer de tu vida una utopía a sabiendas que no lo conseguirás es labor de corsarios venturosos, de desdichados dispuestos a arriesgar todo lo que tienen.

Me refiero a las ilusiones compartidas. El autoengaño está a la orden del día. Es necesario mantenerlo alejado de tu realidad más inmediata, pues solo así consigues caminar sin importarte lo más mínimo que tu sendero se acabe sin saber siquiera a dónde ir. Puede que esté en un mundo donde los besos vuelvan a calentar los labios agrietados de tanto lamento, de tanta mentira maldecida. Incluso es probable que me crea haber alcanzado un estado de felicidad efímero pero que resulta cómodo para mi alma atormentada.

Pero entonces llega la noche, las sábanas imsomnes, los recuerdos de otro cuerpo, los perfumes de aquellos abrazos infinitos. No suelo pararme a pensar, por miedo a quedarme de nuevo en la estacada. Pero los tigres llegan de noche. Sin avisar se arropan en el pasado y se proponen mantener despierta aquella historia. Suerte que alguien me ha susurrado el secreto. Solo tengo que esperar "un poco más"..."

- J.Leirós León - Fragmento de "Cuando fuimos los mejores" (2010)
Publicado por Jesús Leirós León Etiquetas: en 12.1.10 5 comentarios

Ya no sale la vieja


Desde que sus ventanas no se abren
los gorriones ya no vuelan
ni hacen nidos los niños
ni muerden cristales las piedras.
¿por qué no sale la vieja?

Es una casa-cementerio
y su farola sigue enamorada
del grillo que le canta de noche
del lagarto que araña su espalda.
¡Ya no entierra las palomas muertas!
¿por qué no sale la vieja?

Su balcón viste de luto
por sus macetas de flores negras
que el silencio solo acaricia
sin noticias de primavera
sin postales en su buzón
para la vieja sola y callada
en su casa cerrada y muerta
Ya no sale la vieja.


-J.Leirós León -
Publicado por Jesús Leirós León Etiquetas: en 12.1.10 2 comentarios

9 de enero de 2010

Nadie


Nadie nos ha visto marchar
tan solo la luna que acuna al mundo
sin saber a donde, huimos desnudos
sin suelo, con tierra, sin miedo.
Ahora que brisa se vuelve tu aliento,
nunca nos han visto volar.

Nadie nos ha visto besar
tan solo tus labios que rozo a solas
sin besos prohibidos, yo bebo tu boca
sin vernos, con truenos, sin velos.
Ahora que el fuego inunda tu pelo,
nunca nos han visto amar.

Nadie nos ha visto abrazar
tan solo tus manos que no recuerdo
sin pensar en nada, recé en tu pecho
sin clavos, con tacto, sin cielo.
Ahora que arena se torna tu cuerpo,
nunca nos han visto mirar.

Nadie nos ha visto sentir
tan solo sueño que me haces preso
sin decir nada, muerdo tu cuello
sin duelo, contento, sin tiempo.
Ahora que ciego me vuelvo pequeño
nunca nos han visto jugar.

¿Quién nos ha visto reír?
tan solo mayo que luce flores
sobre tu espalda, dibujo olores
con aire, sin ruido, con versos.
Ahora que vivo escondido muy lejos,
latidos de sangre ya cantan:¡te quiero!
Nadie nos ha visto jamás.
Todos los derechos reservados.© Jesús Leirós 2010
Publicado por Jesús Leirós León Etiquetas: en 9.1.10 12 comentarios

5 de enero de 2010

El niño-hombre


Mientras dormía la siesta
mi niñez se ha marchado
sin despedirse siquiera,
sin un beso en los labios.

Juega sola al escondite
espera que le siga el paso
-¿quién te echa de menos?
Tampoco le haré caso
a las faldas de mi madre
ni a los tirones de pelo.
Ahora soy un hombre
hecho y torcido,
bueno y perfecto.

¡Será fácil ser niño
de bigote y sombrero!

Solo tengo que comprarme
tabaco y vino del bueno,
corbata, dos coches,
una mujer con apartamento
y enfadarme si no entiendo
por qué mi sopa está fría,
por qué no tengo dinero.

No será para tanto
¡cualquiera sabe hacerlo!

Podré convencer a los que matan
para que olviden la guerra
¡que se ensucian las manos!
¡que se secan sus venas!

Y tiraré al vertedero
a todos los matones
a los tiranos del recreo
a los que roban bocadillos
y se ríen diciendo:
- ¡Qué bueno está el chorizo
que esta mañana te han puesto!

Qué mayor soy y no tengo trabajo,
ni esposa, ni hijos, ni cartilla de banco.
No me gusta ser tan viejo
ni que me cuelguen los brazos
ni que me escueza la barba
ni que me roce el techo.
Solo quiero aquel peluche
de mi hermano el pequeño
que llora cansado y triste
desde su cuna de acero.

- J.Leirós León -
Publicado por Jesús Leirós León Etiquetas: en 5.1.10 6 comentarios

2 de enero de 2010

El muerto se ríe


Entre el silencio oigo la risa
que ajena al mundo me llama
no es la hinea
no es la niña
ni la tela de la araña.

Camino, miro y busco
el grito alegre y apagado
¡Es un muerto que ríe
desde sus sábanas de mármol!

-¿Por qué primavera en tus labios?
¡Que ya no laten tus venas!

- Yo viví, sí. Y sé que río muerto.
Tú que andas entre sombras
mientras que callado me duermo.
Ahora que respiras fugaz y deshecho,
olvida el dolor, entierra el veneno.

Entonces entendí al cadaver risueño,
que más muerto soy yo que todavía te quiero.
-J. Leirós León -
Publicado por Jesús Leirós León Etiquetas: en 2.1.10 2 comentarios