Prueba
- Y a un idilio tan frío solo le puede la muerte -


Prueba

5 de enero de 2010

El niño-hombre


Mientras dormía la siesta
mi niñez se ha marchado
sin despedirse siquiera,
sin un beso en los labios.

Juega sola al escondite
espera que le siga el paso
-¿quién te echa de menos?
Tampoco le haré caso
a las faldas de mi madre
ni a los tirones de pelo.
Ahora soy un hombre
hecho y torcido,
bueno y perfecto.

¡Será fácil ser niño
de bigote y sombrero!

Solo tengo que comprarme
tabaco y vino del bueno,
corbata, dos coches,
una mujer con apartamento
y enfadarme si no entiendo
por qué mi sopa está fría,
por qué no tengo dinero.

No será para tanto
¡cualquiera sabe hacerlo!

Podré convencer a los que matan
para que olviden la guerra
¡que se ensucian las manos!
¡que se secan sus venas!

Y tiraré al vertedero
a todos los matones
a los tiranos del recreo
a los que roban bocadillos
y se ríen diciendo:
- ¡Qué bueno está el chorizo
que esta mañana te han puesto!

Qué mayor soy y no tengo trabajo,
ni esposa, ni hijos, ni cartilla de banco.
No me gusta ser tan viejo
ni que me cuelguen los brazos
ni que me escueza la barba
ni que me roce el techo.
Solo quiero aquel peluche
de mi hermano el pequeño
que llora cansado y triste
desde su cuna de acero.

- J.Leirós León -
Publicado por Jesús Leirós León Etiquetas: en 5.1.10

6 comentarios:

Sólo un poco más dijo...

No me ha gustado la voz que a través de las ondas ha llegado ha mis oidos. Se oia apagada, sin demasiada fuerza aunque con la mágia y el magnetismo de siempre.
Enhorabuena por tus programas, cada día te superas, eres brillante. El especial por el día de Andalucía ha sido precioso, mi más sincera felicitación. Felicitación que hago extensible al premio de poesia que en los últimos días has recibido, me alegro mucho de este éxito y reconocimiento tan merecido.
Espero que por tu localidad vaya todo bien.
Recibe un cordial y sincero abrazo.

Anónimo dijo...

Gracias!
Gitano no me llores que algún día volveras...

Jesús Leirós León dijo...

No ha sido una noche fácil en ningún sentido. He pasado miedo, frío y he estado en vela achicando agua... Siento no haber estado a la altura como merecía la ocasión.

Yo también quiero alegrarme por tus éxitos.¿Cómo me los vas a hacer saber? Debemos ser justos. Yo rezo para que gente como tú siga acompañándome en el camino.

Yo te mando una ilusión compartida: ¡lucha amigo en la batalla!

Anónimo dijo...

Tu siempre estás a la altura, en la radio y en todo lo que te propongas!

Eres muy grande!

Espero que esta noche todo vaya mucho mejor, abrigate y cuidate por favor.

Despues de la tormenta siempre sale el arcoiris, y por el camino amarillo siempre se llega a OZ!

Jesús Leirós León dijo...

Cuenta conmigo cuando ya las fuerzas te abandonen. Cuando desconfies de todos. Sigo aquí, siempre lo he estado.

Prométeme que tú también te cuidarás. No sabes cuánto me alegran estas pequeñas dosis de ánimo. Quizás todo fuese realmente una pesadilla, quién sabe...

¡Siempre nos quedará Oz!

Anónimo dijo...

SIEMPRE