Prueba
- Y a un idilio tan frío solo le puede la muerte -


Prueba

20 de enero de 2010

Yo necesito


Para quererte yo necesito
un abrigo de navajas vivas
que caminen sobre la piel
que críen llagas de arena.
Una bufanda de cuero y alambre
para que me ahogue si te olvido,
que mientras te bese, yo sangre.

También una almohada infinita
-¡Que sea de piedra señor!
de algodón
[no me vale...]

y sobre ella bailar desnudo
empujado al vacío invierno
tierra de sueños, veros y penas
que no juega con las cometas
de tus labios fijos
las orillas muertas.

- Deme aquella rosa, ¡la que más pinche!
Y esta de aquí, la que va deshecha.

Para ponerlas en mis jarrones
cuando declares la guerra.

Aún lejos de todo,
¡te miro y quemas!

Disfrazada de ceniza y sombra
eres la venda que nunca llega
fuente gitana de lágrimas secas
fuiste verduga, niña traviesa
¡Dolor pretérito el mío
amar sin recompensa!

- J.Leirós León -
Publicado por Jesús Leirós León Etiquetas: en 20.1.10

2 comentarios:

Carmen Solis dijo...

Has debido de sufrir mucho con este amor sin duda. No pienses mucho en ella, el tiempo es el mejor autor amigo! Saludos y chapó

Carlinhos dijo...

Esta poesia es brutal. Pedazo artista!