Prueba
- Y a un idilio tan frío solo le puede la muerte -


Prueba

20 de octubre de 2011

Lorca VS Bernarda


Lo primero que le dijo su madre cuando Federico le presentó la obra fue: "¡Hijo mío, no lo hagas!". Se trataba de "La casa de Bernarda Alba", su última y definitiva obra teatral que lo encumbraría en el firmamento de los dramaturgos inmortales. Era finales de junio de 1936 y Lorca ya estaba dispuesto a mandarlo a las editoriales para que la publicasen. "Cambiale aunque sea el nombre de los personajes. O por lo menos el título" - le aconsejaba su hermano Francisco. Él no quiso y él pagó las consecuencias.

Decir hoy en día que Bernarda Alba fue la causante de la muerte del granadino puede sonar a patraña y más para los puristas y estudiosos de su obra y figura; como es el caso del hispanista Ian Gibson, un irlandés que durante cuarenta años ha llevado las riendas de su anatomía poética y su prosa vital. Pero si conocemos otros puntos calientes en la vida de Federico García Lorca, podemos llegar a replantearnos si esta última provocación a la poderosísima familia Alba tuvo una responsabilidad más o menos directa con su asesinato.

Desde hacía varias décadas eran tres las familias que se disputaban la hegemonía territorial y social en la vega granadina. Se trataba de los Alba, los Rosales y los García Lorca. Estos últimos habían tenido la ingeniosa idea de montar una empresa azucarera debido a la pérdida de Cuba en 1898 consiguiendo así el monopolio en toda España. La idea le gustó a los Rosales y a los Alba e intentaron hacer lo mismo comprando una fábrica. Pero los Lorca compraron toda la tierra que había alrededor de la misma para que no puedieran cosechar absolutamente nada. Cosa que no les hizo mucha gracia.

Más tarde y debido al enriquecimiento masivo de los García Lorca, éstos se trasladaron hasta Granada como señal de poderío consiguiendo una concejalía dentro del ayuntamiento de la ciudad. Los Rosales intentaron hacer lo mismo presentándose a las elecciones pero se quedaron a las puertas debido a una moción de censura de los Lorca.

Como sabemos, Francisco y Federico fueron los dos hermanos que estudiaron derecho. Los dos consiguieron sus matrículas de honor gracias a un enorme favor por parte de Giner de los Ríos (futuro ministro de la República con el que Federico montaría La Barraca). El hijo mayor de los Rosales sufrió en sus notas las desavenencias entre Giner y las ideologías de extrema derecha de su familia. Estos, alertados, pidieron una revisión de los exámenes y las notas y llegaron a la conclusión de que habían sido objeto de discriminación.

Hagamos recuento y sumemos la provocación de Lorca al publicar una obra basada en la vida de una familia que desde hacía cincuenta años eran enemigos acérrimos. Ni Bernarda (en realidad se llamaba Francisca Alba Sierra) era una mujer sin escrúpulos, todo lo contrario, era conocida por ser bondadosa con sus más allegados. Ni sus hijas estaban todo el día detrás de El Romano, ni este iba calentando al personal más de la cuenta por las ventanas. Pero Federico no disimuló, ni cambió la mayoría de los nombres. Fue todo un escándalo en Fuentevaqueros y en Granada en general. "Un error que debía pagar caro" - decían.

Admiremos o no a Lorca. Lo queramos o lo defenestemos, hoy, setenta y cinco años después, sabemos que "La casa de Bernarda Alba" cobra mayor sentido y mayor valía. Porque hoy sí se entiende como ese ajuste de cuentas por ambas partes. Él quizá pagando demasiado caro en el parto de la obra más aplaudida y representada del siglo XX en España. Ellos ajustando cuentas que tuvo efectos secundarios demasiado taxativos y lo suficientemente trascendentales. Una propiedad transitiva inesperada: Él nos regaló la obra. Ellos lo acusaron. Él murió por ella. Ellos, muy a su pesar, lo hicieron inmortal.

Todos los derechos reservados. Jesús Leirós 2011 © Publicado por Jesús Leirós León en 20.10.11

16 comentarios:

Jose Carlos Galán dijo...

Sabia que habia sido el autor de la obra, pero no el porque de su asesinato, ni la relacion que guardaba la familia "contrincante" con los personajes y la historia en sí...todos los dias se aprende algo, no dicen eso!!Un saludo Artista!!

Cati P. dijo...

No valen razones para matar a un ruiseñor. Lorca siempre estará en nuestros corazón. Yo te tengo a ti.

Curro dijo...

Grandiosa labor de investigación Leirós. Una vez más me dejas con la boca abierta.

Un abrazo y nos vemos el sábado.

Juanjo dijo...

Ahora sí que entiendo por qué murió y quienes fueron sus verdaderos asesinos. Siempre estará en nuestro recuerdo, siempre será la voz de Granada y el amigo del viento del oeste.

GENIO!

Emma dijo...

Bernarda Alba siempre será mi obra de cabecera y la de Lorca, en ella supo conjugar tradición con esnovismo.

Obra cumbre por antonomasia. Besos

sevillano33 dijo...

Nadie puede hablar mejor de Lorca que un poeta como tú. TE QUEREMOS.

Sendra dijo...

Como siempre interesantísimo todo lo que cuentas

Angel Cuellar dijo...

Ian Gibson si que peridó credibilidad cuando intentó ayudar al gobierno de ZP para buscar la fosa. Debería de revisar más documentos y guiarse menos por por la voz popular, válida en muchos casos no en este.

Bravo por ti.

Quique B. dijo...

Lorca se hizo inmortal. MUY A SU PESAR.

Carmen H. dijo...

Lo mató el franquismo, no sus palabras.

Jesús Leirós León dijo...

Hoy es un gran día para todos los españoles. Acaba la pesadillas de la lucha armada en Euskadi. Un abrazo para todos. Yo sí que os quiero.

Felisa Canales dijo...

Creia que la muerte de Lorca ,se debia a sus ideales politicos,Gracias por compartir tus conocimientos....Besitos de colores.

L. Cledera dijo...

Un GRAN DÍA, con mayúsculas!

Anónimo dijo...

contradicotrio?????????
eso que es lo que es???

Julia fer dijo...

Contradicotrio no, contradictorio!

gloria osorio dijo...

Por más que lo leo, no paro de impresionarme. Me encanta tu trabajo, Jesús!!