Prueba
- Y a un idilio tan frío solo le puede la muerte -


Prueba

24 de febrero de 2010

Sin límites

De pronto mis ojos quedaron presos en el silencio atronador de la habitación. De un coche asomaba una esbelta figura. Eras tú, el estrambótico pintor llegado de Figueras. Comprobé cómo todos se asombraban estremecidos ante la imponente silueta que todo lo llenaba. Nadie como yo era capaz de mirarte. Nadie.

A escondidas me susurrabas la música que yo transformaba en caricias sobre mi piano. Música de amor para alguien imposible y desterrado. Estudié durante semanas tu boca enfundada en labios fijos sin que te dieses apenas cuenta de que soñaba con besos que nunca nacieron de mis sueños. Mientras dormías acaricié tu frente. Eras tú y yo. La vida y la muerte bailando en la sonora tarde de Cadaquesh.

Así fue como yo, la sangre gitana y tú, la locura despierta, fundimos nuestras alas para quedarnos huérfanos de tristezas pasajeras. Acunando a la noche y saludando al alba desnudos entre abrigos de amor.

Lloré en la despedida mientras apuñalabas mis poemas aún con latidos, todavía vivos. Hasta tuve el valor de aceptar aquella apuesta demoníaca...Todo lo hice por ti, bien lo sabes.

Me despedí de ti como ese amigo que jura volver en el último aliento, en el último día de tu vida. Y pasabamos a añorarnos como dos amantes sin prejuicios. Sé de las lágrimas que me brindaste cuando convencido de que nunca nos lanzaríamos sin límites a nuestras aventuras, decidiste no volver a amar. Cuando supiste que por mis venas asomaba el plomo. Allí entre olivos. Cerca de mi Vega, a traición.

¡Vuelve amor mío, vuelve! Ahora que ya no nos quema el miedo. Seamos de nuevo uno. Te he esperado siempre y ahora te brindo este último día infinito que se resiste a morir.
Publicado por Jesús Leirós León Etiquetas: en 24.2.10 7 comentarios

20 de febrero de 2010

Despertar


Las campanas de la Catedral sultana me han despertado. Todos duermen aún, no como yo. Miro sigiloso a las palomas más rezagadas cómo sumergen su pico entre su vestido albino. Dichosas ellas, ¡siempre ellas!. Mi día ha comenzado sin previo aviso. Así, sin más.

¡Qué dulces recuerdos inundan mi desestimado corazón! Cuánto susurro en su nuca, cuántos besos secretos desmedidos. Y como único testigo, el imponente alminar que se niega a improvisar una nueva historia buscada de entre los entresijos de los siglos austeros. El calor de mi almohada me abandona sin despedirse. No quiero que el viento matinal deshaga mi cuarto cosido en suspiros ásperos. Silencio. Quiero volver a dormir, a reconquistar ese sueño que huye despavorido haciéndome creer que nada recuerdo, que todo fue una dulce invención de mi fantasía. Entorno los ojos que tanto han visto y que lloran al saber que no volveré a cruzarlos con su carbón. Es hora de arrancar mis sábanas de mármol. Hasta esta noche que vuelva a bucear por el lago Estigia. Allí se sabrá el final de toda esta historia que tanto parece conmoveros. Porque sé que si no todo esto no tendría el final adecuado. Solo es cuestión de esperar. Lo sé.
Fragmento de "Cuando fuimos los mejores" (2010)
Publicado por Jesús Leirós León Etiquetas: en 20.2.10 13 comentarios

15 de febrero de 2010

En Carnaval


Voy a quebrantar mi piel para vestirla de hiel sedienta de pasiones finitas.
Maquillaré mi rostro de ojos que no críen lágrimas si te veo sufrir.
Mi boca será yerma y agitada. Sin palabras de amor.
Sonreiré si te veo hundirte en tus lunas, de entre tus mares.
Te destierro de por vida de mis sueños. Esos que conquistabas tan fácilmente.
Y mi voz no se perderá entre los versos que cada noche te brindo en silencio.

- No sufráis, en Carnaval somos lo que nunca fuimos, lo que nunca seremos -
Publicado por Jesús Leirós León Etiquetas: en 15.2.10 1 comentarios

10 de febrero de 2010

I Premio de Poesía "San Valentín" 2010 Ciudad de Villa del Río



TAN SOLO TU CUERPO

Quiero amarte así, aunque solo sea una noche
esta noche infinita, con estelas en tu pecho
sin lunas que nos espíen, sin relámpagos ciegos.
Tampoco vendrá el tiempo, tan solo tu cuerpo...

Quiero amarte así, aunque solo tenga esta vida
una vida ausente, entre labios escondido
sin llantos que te hieran, sin desiertos marchitos.
Tampoco vendrá el invierno, tan solo tu cuerpo...

Quiero amarte así, aunque solo sea fantasía
un sueño fugaz, como perdido en el viento
sin soles que me despierten, sin alejarme tus besos.
Tampoco vendrá el sueño, tan solo tu cuerpo...

Quiero quererte y sin quererlo te siento
una palabra, amor, argentada en silencio
sin miradas, sin sombras, ya solo tu cuerpo.
Tampoco vendrá el tiempo, tan solo un te quiero.

-J.Leirós León - Publicado por Jesús Leirós León Etiquetas: en 10.2.10 5 comentarios

4 de febrero de 2010

A solas


Vuelve el ocaso, y de nuevo la miserable oscuridad que envuelve mis noches heladas, mis sábanas insomnes de horas serenas.

De nuevo se acerca tu olvido, que como las olas baila indecente por mis versos; que como gaviotas sin rumbo no temen perderse y acabar entre la fragancia venenosa de tu sonrisa.

No sé vivir en la ladera de tus días. Ni sé quién pinta de pasión las amapolas en esta primavera efímera que nunca llega para quedarse. Tampoco conozco quién sigue regando de rocío mis calles en abril, todas encharcadas de sueños infinitos, de caricias que nunca nacieron de tus dedos, de labios que nunca rozaron mis latidos.

Quiero pasear desnudo de pasiones mortales y ser de ti. No te molestaré. No notarás siquiera mi presencia en tu corazón argentado. Seré el silencio que acune los suspiros ausentes, el azúcar que disfrace tus lágrimas, esas que nadie conoce. Hoy quiero regalarte un sueño compartido. Una ilusión que deshecha en el infierno de mi exilio, elige el paraiso de tu soledad.

Vuela conmigo y muramos estrellados soñando felicidad. Y es que solo así morirás viviendo. Y yo contigo. A solas.

- J. Leirós León - Fragemento de "Cuando fuimos los mejores" (2010)

Publicado por Jesús Leirós León Etiquetas: en 4.2.10 8 comentarios

3 de febrero de 2010

Volver


"...Y aunque el olvido, que todo lo destruye,
haya matado mi vieja ilusión,
guardo escondida una esperanza humilde
que es toda la fortuna de mi corazón."
Publicado por Jesús Leirós León Etiquetas: en 3.2.10 12 comentarios