Prueba
- Y a un idilio tan frío solo le puede la muerte -


Prueba

17 de enero de 2010

La flor del amor


- ¿Y por qué has elegido este camino?
- Es el más hermoso de cuantos hay en la judería.
- No te creo. Dime la verdad...
- Está bien. Según cuenta la leyenda cordobesa, quienes resistan a pasear por estas estrechas calles con la persona amada conseguirán el amor eterno.
- Sigo sin entender qué tiene este camino asfaltado de piedras indomables de especial.
- Es un lugar mágico si lo observas con detenimiento. Aquí nada es lo que aparenta. Ni las calles mueren donde tu vista ya no alcanza, ni los ecos son tan nítidos como ellos mismos te hacen creer...
-¡ Fíjate Julián! - dijo Norma mientras se ponía de rodillas bajo un ingente arbusto fucsia -¿ No te parece preciosa esta flor? ¡Qué color, qué aroma!
- ¡Qué suerte que te hayas fijado en ella!
- ¿Por qué dices eso?
- Casi siempre suele ser al revés. Se trata de la buganvilla o también como la flor del amor. Al igual que este lugar, nada es lo que parece.
- Sigo sin entenderte - respondió con un aire de incredulidad marcado en su frente.
- Verás, no visten ningún color cuando nacen. Su color rosado es gracias a sus raíces semienterradas que consiguen oxidar su savia. Pero tampoco te dejes engañar tan fácilmente. ¡No son flores! Lo que te llamó a ti la atención solo son sus hojas. Su verdadera flor es pequeñísima, muy débil y resguardada.
- ¿Esto de aquí de color blanco?
- Sí, eso es. ¿Qué te parece?
- Bastante extraño. Todas tienen una pareja justo al lado en perfecta simetría. No hay ni una que esté sola.
- Antes hablaste de su aroma, ¿no es cierto?
-Sí
- Pues debo confesarte querida amiga que estas flores son inoloras completamente
- No puede ser. Juraría que tenía un perfume acaramelado.
- He ahí otra de sus virtudes. Es una flor que al ser tan seca absorbe de inmediato el sudor de las yemas de tus manos y de esa forma piensas que su olor es tu olor...
- Que su belleza es la tuya...
- Así es. ¿Comprendes ahora por qué la llamo la flor del amor?
- Ahora comprendo muchas cosas más...- contestó mientras me regalaba el más sublime de sus besos.

Fragmento de "Los besos soñados" (2010)
Publicado por Jesús Leirós León Etiquetas: en 17.1.10

5 comentarios:

Solo un poco mas dijo...

Es una historia muy hermosa la de esta flor.
Lo que escribes por aquí son fragmentos de novelas ¿no? ¿Tienes la novela completa escrita?

Jesús Leirós León dijo...

Sí, son fragmentos que creo que os gustaría conocer de primera mano. Los besos soñados esta terminada y ahora mismo está siendo revisada en una editorial y cuento con el apoyo de varios profesores de la facultad. Si quieres puedo mandarte algunos de los relatos premiados que tengo por aquí. Un abrazo y de nuevo gracias, muchas gracias por visitarme, animarme y compartir conmigo de alguna forma "la vida en beso".

Solo un poco más dijo...

Son relatos realmente hermosos! Estaría encantado de poder leerlas, ojalá pronto estemos en presenciando la presentación de tu primera novela publicada.
Muchisima suerte amigo!

Solo un poco mas dijo...

"Pero no, todavia no" genial frase!

Jesús Leirós León dijo...

Pronto le tendré que dedicar un post a esa gran mujer que tantísimo sufrió. No va a ser un camino "en rose", como tampoco lo ha sido hasta que ha podido ser revisada por la editorial. Espero que tengas paciencia amigo. De momento me alienta el que sigas mis primeros pasos. Yo también deseo que tus sueños se hagan realidad. ¡Y es que así, sí vale la pena vivirlos!