Prueba
- Y a un idilio tan frío solo le puede la muerte -


Prueba

27 de junio de 2010

No parecer amante


Condenada al mal fario,
la Petenera frecuenta el museo de la tragedia.
¿De dónde extrajo lo necesario
para abrazar lo que perjudica?


En su almohada de agua de pino
adquirió un virus.
Su llanto era balido de cordero.

En su desamparo,
le quitó el adjetivo al sábado y, para darle misterio,
lo vistió de negro.

Se quedó sin pupila y sus párpados,
bajo las alas negras de sus cejas,
cubriendo el iris de infortunio.

Sus labios fueron los mios.


- Ginés Liébana -
Publicado por Jesús Leirós León en 27.6.10

4 comentarios:

Anónimo dijo...

demasido barroco.muy buscado,si hay q decir te quiero se dice,sin mas vueltas

Anónimo dijo...

Lo siento pero no me gusta, si sigo este blog es por tus palabras.

C.Alcaraz dijo...

No entiendo como ha entrado en Cosmopoetica este hombre.

La edad no lo es todo para ser reconocido. Es mucho mejor pintor que poeta.

¡Saludos!

RAINBOW!! dijo...

Cuatro catetos si siiiiiiiiiii!