Prueba
- Y a un idilio tan frío solo le puede la muerte -


Prueba

20 de junio de 2010

¡Gracias Maestro!

"En el mismo momento que puse un pie en su casa supe que se trataba de un lugar distinto al resto. Un paisaje de otro tiempo que nada tenía que ver con lo que hasta ahora había conocido. No me equivoqué. Sobre su estudio convivía un caos en perfecto orden y armonía. El silencio moría atravesado por las notas de una samba brasileña. Un olor a témpera y nogalina ensombrecía el ambiente. Y de espaldas se encontraba el genio sumido en una eterna sincronía en el espacio"


"No debes prestar tanta atención a cómo transcurre tu vida. Si te das cuenta todos influyen y nadie se hace responsable de ella. Sólo tú sufres las consecuencias sin saber muy bien a qué aferrarte. Por eso hazme caso en esto: sentir es mucho más importante que vivir"




- He elegido un sitio para que me entierren...

-¿Dónde es?

-No está lejos de Madrid. En una colina, bajo un árbol, con vistas a un estanque. Muy apacible. Un buen lugar para pensar.

-¿Piensas pensar allí?

- Pienso estar muerto allí. ¿Me visitarás?
- ¿Visitarte?

- Simplemente, ven a charlar. Que sea sábado. Siempre vienes los sábados.

- Somos personas de los sábados.

- Eso es. Personas de los sábados. ¿Vendrás a mi tumba a contarme tus problemas?

-¿Mis problemas?

- Sí

- ¿Y tú me darás las soluciones?

- (Se ríe) Yo te daré lo que pueda.

- No será lo mismo, sin poderte oír, sin enseñarme tantas cosas, sin hablar...

- Ah, hablar...Te diré lo que haremos. Cuando yo esté muerto, tú hablarás y yo te escucharé. Es lo justo.




- La gente anda confundida. No todo es el dinero. Sino fíjate cómo es el mundo y la cantidad de obras de arte que se pierden así, sin más. La de besos que se inventan los amantes cada noche furtivamente. Y la de conversaciones interesantes que se olvidan para siempre pudiendo ser las mejores obras de teatro...

- El teatro, ¿qué gran mundo verdad? Creo que es la mayor maravilla del mundo. Y si no cómo es que el público sabiendo que es una sarta de mentiras todo lo que va a escuchar, va y paga, se acomoda, se emociona y encima aplaude a un grupo de falsos.

- Supongo que a veces estaríamos encantados de pagar para que en la vida real nos engañaran y no saber la verdad...
- Yo no creo que la gente mienta. Puede que en realidad sea otra forma de decir la verdad. Digamos, más platónica.





Todos los derechos reservados. Jesús Leirós 2010 ©
Publicado por Jesús Leirós León en 20.6.10

3 comentarios:

Patricia Aceña dijo...

¿Tu también estas enamorado de Madrid? No me esperaba menos de ti...

C. Alcaraz dijo...

¡Aquí ya me tengo que quitar el sombrero! Siempre he soñado con conocer a alguien así, tipo histórico como él. Con ochenta y nueve años me imagino la de anécdotas que estará compartiendo contigo.

Que sepas que dentro de unos años se revalorizará todo lo que ahora te cuente, enseñe y comparta.

¡Saludos!

Giselle dijo...

Y ese dialogo??? Me ha encantado mochuelo! mucha suerte!!