Prueba
- Y a un idilio tan frío solo le puede la muerte -


Prueba

7 de abril de 2011

Gioconda en 3D


Nunca una sonrisa dio tanto que hablar. Y es que si le hubiesen asegurado al genio de los genios que un cuadro suyo seguiría siendo un rompecabezas de primer orden quinientos años después, seguramente también habría sonreido. Pero no por incredulidad. Leonardo sabía muy bien lo que hacía cuando hizo de la Mona Lisa su cuadro favorito. Lo llevó consigo hasta la muerte, retocándolo día tras día y nunca conforme con el resultado que deseaba. De hecho rechazó cien bolsas de oro del mismísimo Francisco I de Francia (triunfante en varias guerras gracias a los inventos de Leonardo y valedor del artista), que quedó embelesado ante la belleza de la obra. Claro que a su muerte se convirtió en el heredero de este gran tesoro.


Y será el próximo día 27 de abril cuando se exhumen los restos de Lisa Gherardini para reconstruir su rostro y así comprobar qué aspecto tenía gracias a las últimas técnicas en 3D, tal y como ya se hizo con el mismísimo Tutankamón. ¿Se resolverá por fin el misterio? ¿Se abrirán nuevos debates en torno a ella? Lo que si se puede sacar ya como conclusión es que además de tratarse de la pintura más famosa de la historia del arte occidental, la Gioconda sirve como barómetro cultural en la actualidad y se deduce que nos seguimos interesando por el arte con mayúsculas sin importarnos demasiado las distancias entre siglos. De ella se ha cuestionado sobre su ambigüedad sexual, si estaba o no encinta, si se trataba del propio Leonardo, etc. Las últimas teorías deducen que se aprecia la imagen de Jesucristo duplicando la mitad de la cara derecha o que las iniciales que aparecen en sus pupilas son las de varios de sus modelos.


Se esclarezca o no de una vez por todas la identidad y el perfil psicológico de la Gioconda, lo único que se saca hoy por hoy en claro es que nunca nadie pudo reirse de millones de espectadores de una forma tan sublime. Una Madonna hierática que obnubila en su propio secreto, una sonrisa que sigue sonando con su distante música particular.


Todos los derechos reservados. Jesús Leirós 2011 ©
Publicado por Jesús Leirós León en 7.4.11

8 comentarios:

Aretha dijo...

¿Te imaginas que se encuentran ahora su tumba con ella decapitada? jajaja

Aura Saravia dijo...

Me gusta el articulo con tu permiso lo voy a colocar en mi muro. Gracias!!

Jesús Leirós León dijo...

Of course, my dear!

Chandell dijo...

bueno a mi me encanto tu bloog y tambien me gustaria ser escritora ya que tengo mucha imaginasion, pero no se como empezar :( si me podrias ayudar te lo agradeceria...

ady_luna dijo...

orale, me topé hace varia shoras con tu blog y decidí darle click en seguir n.n, ¿por qué?, pue sme agustado mucho, y vaya que me atrajo mucho. quisiera comprar tus libros, soy del país de México, y no se si ya llegó tu libro por estos rumbos... preguntaré porque en verdad tengo muchas ganas de leerlo saludos y gracias por esta entrada que publicaste!

Sendra dijo...

Muy bueno el comentario en tu blog desde México, jeje pobre mio va a preguntar si tu libro lo venden por alli

pilukarts dijo...

Buenas me he quedado sorprendida por el post con tu permiso lo publico en mi muro de facebook


saludos desde Córdoba

pilukarts dijo...

no habeis pensado qu la Gioconda fuera el amor imposible de Leonardo da Vinci???