Prueba
- Y a un idilio tan frío solo le puede la muerte -


Prueba

15 de febrero de 2012

Amantes

Foto: Jesús Pozo


¡Silencio! Los amantes duermen. No se oye otra cosa que no sea su silencio caprichoso. Parecen dos muertos conformes con su destino. Como si se hubiesen acomodado a el antes de que les atravesaran los corazones. Descansan abrazados. El uno contra el otro. Y a pesar de la calma, hay fuego en esa postura que pretenden hacerla la más cómoda, la más perfecta, la más persistente a las inclemencias del miedo.

El reloj se ha olvidado de trabajar y el tiempo se embelesa ante la escena de este combate desarmado. Nada quiere robarle el protagonismo al calor residual de sus bocas rojas como frambuesas a punto de estallar. Ni el aire viciado de la habitación quiere un lugar presidencial y se deshace entre sus pómulos que parecen manzanas recién nacidas.

Anochece en su mañana y nada quiere resurgir entre la pereza del abrazo congelado. Se empeñan en fingir una muerte que atenta contra los principios morales de lo eterno. Arcángeles de primavera atrapados en un sólo regazo. Caramelo de abril que se saborea en una almohada infinita. La calma los invita a un destierro vaticinado. No cabe ni un soplo de lluvia entre sus pechos sesgados cual fruta fresca.

El amante más débil despierta a su camarada. Lo mira y no respira. Tan sólo late. Le amanece una sonrisa despiadada, cargada de deseo y lujuría. Asustado, clava sus ojos para sobrevivirlo, una vez más. "¡Volvamos al paraíso!" piensa y no grita. No se inmuta ante su llamada. El tiempo decide despertar en mitad de su empresa de pájaro sediento. Quiere que haya muerto en sus brazos. Como una madre amantísima quiere a su retoño; sólo para ella. Aunque haya muerto. Aunque viva planeando su muerte. Le reconforta saber que al fin y al cabo su reinado acabó en la más cariñosa de las batallas. En sus manos, en su lecho.


                                   Todos los derechos reservados. Jesús Leirós 2012 © Publicado por Jesús Leirós León en 15.2.12

11 comentarios:

JUAN ANTONIO dijo...

Jesús has reflejado magistralmente algo que viví...estoy viviendo...y viviré, el caso es que sabes explicar con palabras un momento divino...es tal y como lo cuentas. Espero que no solo sea fruto de una invención tuya, de la imaginación, sino de la experiencia...jaja. Un besote

Jaime Zuruaga dijo...

Preioso texto sí señor!

clara Bango dijo...

Mucha sensibilidad a la hora de describir ese momento tan mágico y que dura tan poco y para el que tanto nos preparamos y al que tanto echamos en falta cuando psa demsiado tiempo.

Vicky Torres dijo...

Maravillosa foto! ENHORABUENA A LOS DOS JESÚS!

David L. dijo...

Me encantan estos revival!

Babilonium dijo...

Qué manera de describir y escribir.

Espam dijo...

La foto no le pega nada al texto. Esto no es National Geographic

Rous45 dijo...

Podriamos hacernos artrópodos y ordenadar la intensidad temporal como dijo Kafka! jajajajaja

el vecino de arriba dijo...

Hasta cincuenta veces se comerán sus propias sabanas los niños que mueran antes de tiempo!

Hubbert dijo...

Rozas lo cuasipseudodivino

- - dijo...

jaja, el número de me gustas ME GUSTA!!