Prueba
- Y a un idilio tan frío solo le puede la muerte -


Prueba

20 de junio de 2011

La gran heroína


La historia de Irena Sendler está repleta de heroísmo con proporciones casi míticas. Sin embargo, ha estado extraviada entre los pliegues del tiempo durante más de medio siglo. Desconocida y oculta de manera inexplicable para la mayoría de la gente, como un tesoro antiguo esperando a ser descubierto. Pero las luces de Hollywood se proponen ahora que todo el mundo conozca la vida de esta trabajadora social polaca, que durante la ocupación alemana de su país salvó la vida de 2.500 niños judíos, sacándolos a escondidas del gueto de Varsovia frente a las mismísimas narices de las tropas nazis.

Si tomamos como referencia La lista de Schindler, donde Steven Spielberg contó la vida de Oscar Schindler, el industrial alemán que evitó la muerte de 1.000 judíos en los campos de concentración, el éxito de la producción cinematográfica parece asegurado. El filme de Spielberg, aclamado por la crítica, consiguió siete Oscar en 1993.

Mientras la figura de Oscar Schindler era aclamada por medio mundo, Irena Sendler seguía siendo una heroína desconocida fuera de Polonia y apenas reconocida en su país por algunos historiadores, ya que los años de oscurantismo comunista habían borrado su hazaña de los libros de historia oficiales. Además, ella nunca contó a nadie nada de su vida durante la II Guerra Mundial, era muy discreta y se limitaba a hacer su trabajo y a ayudar a la gente. Ésta es la verdadera actitud de los grandes hombres y mujeres que cambiaron el mundo sin más pretensiones que hacerse cada día más humanos.

Sin embargo, en 1999, su historia empezó a conocerse. Y fue, curiosamente, gracias a un grupo de alumnos de un instituto americano de Pittsburg (Kansas) y a su trabajo de final de curso sobre los héroes del Holocausto. En su investigación dieron con algunas referencias sobre Irena Sendler en revistas especializadas y con un dato asombroso: había salvado la vida de 2.500 niños. ¿Cómo es posible que apenas haya información sobre una persona así?, es lo que nos preguntamos todos los que queremos honrrar la valía de los verdaderos héroes. Anónimos que hacen del mundo un lugar más amable.

Ahora parece casi inevitable que pongamos en tela de juicio el valor del máximo galardón concedido a los grandes héroes de la paz. Con la vista puesta en Oslo, que es donde se concede este premio, la organización Nobel no pareció estar dispuesta a concederle tal reconocimiento y ahora que ha muerto es absolutamente imposible pues prescinde de los títulos póstumos. ¿Qué habría sido necesario pare rendirle su justo tributo? ¿Que no hubiese sido mujer o que hubiese llegado a la presidencia de los EEUU?

Una vez más, los grandes entre los grandes se diluyen entre el imaginario colectivo para que poco a poco caigan en el olvido de la gran mayoría. Pero no de los pocos que confiamos en el verdadero arte de hacer el bien a cambio de nada. Por mi parte, se ha ganado mi aplauso, mis condecoraciones y toda mi admiración. Una mujer que tenía que haber engrosado mi lista de Mujeres con Talento y que ahora me arrepiento de no haberme topado con ella antes. Donde quieras que estés tu leyenda resucitará a partir de hoy más que nunca.


Todos los derechos reservados. Jesús Leirós 2011 © Publicado por Jesús Leirós León en 20.6.11

14 comentarios:

David L. dijo...

¡Esta mujer fue muy grande! No hay nada más que ver su cara para ver que fue luchadora y sobre todo humilde.

Gracias por redescubrirnosla.

Un abrazo.

Ivan dijo...

Algun tipo de movilizacion es lo que hace falta hoy en dia en Polonia cno la desmesura de la reforma de su gobierno, no es normal que se le escapen de las manos este tipo de mujeres tan importantes.

Estructure dijo...

La madre Teresa de Calcuta no fue la única. Es bueno saber que no estuvo sola en su proyecto para hacer el bien.

Karen dijo...

Esta mujer lleva en la cara lo que es!! SANTA!

Eli Bravo dijo...

Las competencias de los premios Nobel es mas bien Suecia no?

Jesús Leirós León dijo...

No, en el caso del Nobel de la Paz siempre se da en Oslo. El resto de galardones lo dan en Suecia.

Un saludo.

Yeyi** dijo...

Hay que darle a cada uno lo que se merece y esta gran mujer se merecia un premio nobel como minimo!

Un abrazo fuerte! Me has alegrado el dia con esta noticia.

Ferran dijo...

Los más humildes nunca deben sufrir. Ese era el lema de la protagonista de hoy.

galiMATIAS dijo...

Sin ningun tipo de tesis que defienda la valia de esta mujer es normal que no se lo dieran pero una vez que ya se conocía todo lo que lucho no entiendo como se paso por alto su candidatura.

Aunque Hitler tambien fue candiddato nunca confieis en ese premio. no significa ndaa

Aretha dijo...

Me encanta la cara de esta mujer. ya se ha ganado mi corazón y cariño!

Vicente Ll. dijo...

No cojamos una prueba como esta para decir que el nobel noe s prestigioso porque si lo es. Ahora que en el campo de la paz esté un poco prostituido vale, lo acepto.

GRAN MUJER Y GRAN HISTORIA

Sendra dijo...

La humanidad siempre llega tarde a las citas consigo misma.

Jesús Leirós León dijo...

¡Grandísima frase!

Sheila dijo...

No queda mas remedio que contentarnos con su historia. que fue y bastante grande!


BESOS