Prueba
- Y a un idilio tan frío solo le puede la muerte -


Prueba

28 de abril de 2010

Hablemos de amor - Parte IV

- Jesús, cuéntanos,¿qué ocurre cuando se acaba el amor?

Ese es uno de los grandísimos errores de la humanidad, creer que el amor en algún momento desaprece. Y no es así. El ser humano es el único ser del Universo que está capacitado para amar constantemente, solo que en ocasiones ese amor va dirigido hacia una persona en particular. Amamos constantemente, y esa es una de las razones por las que podemos sobrellevar este camino que se hace al andar.

- Si estamos amando siempre ¿por qué se sufre de amor cuando esa persona ya no está?

Pues igual que sufrimos una angustia (en menor medida, claro está) cuando se acaba ese helado que tanto nos gusta. O cuando esa película ha acabado sin el final que nosotros nos esperábamos. Cuando estamos enamoramos, vemos en esa otra persona el talismán para cumplir nuestro proyecto de vida, digamos que volcamos en esa otra persona todos nuestro intereses y deseos. Cuando esa persona desaparece sufrimos porque nos sentimos sin veleta, sin rumbo, para materializar nuestras ambiciones.

- ¿Cómo superarlo?

Nuestro cerebro no concibe la crisis monumental que sufre nuestro "superyo" a la hora de establecer nuevos requisitos para ser feliz, o en su defecto, estables emocionalmente. Por eso, cuando sufrimos de amor, nos refugiamos en la música, en la pintura, en los amigos, en la familia o en la soledad. Todo aquello que nos recuerde a nosotros mismos antes de caer enfermos de pasión. Esa recuperación de nuestro "verdadero yo" es imprescindible para poder llegar a amar en un futuro. Para volver a ser capaces de entregar a ciegas ese testigo, ese secreto a ciegas.

- ¿Y tú, estás enamorado?
- ¿Es una pregunta personal y directa?
- Lo es
- Lo estoy
- ¡Pero cuéntame más!
- A cambio te ofrezco otra cosa infinitamente más interesante, ¿quieres que te cuente el secreto para ser feliz?
- Hemos camibiado los papeles, ¡ahora soy yo el entrevistado!
- Lo mismo pasa con el amor, nunca sabes en qué lado estás...
- Bueno, cuéntame ese secreto...
- Eso será más adelante, amigo mío.
Publicado por Jesús Leirós León Etiquetas: en 28.4.10

8 comentarios:

Jesús Leirós León dijo...

Lo prometido es deuda.

T L dijo...

Cada nueva reflexión que leo tuya,más me sorprendes,tienes una cabeza privilegiada,mantenla,sólo se trata de no caer en la vanalidad y que creas en todo lo que narras.
Te envío un poema de Liébana:
Si tienes plumas hazte un ángel
abandona el gabán por la inconsutil túnica color fussia japónica.
Ahí tienes laropa que le va al triunfo.
las ideologías no se pueden perseguir por estar escritas en el aire.
Todo aquel que se quita el caparazón abraza los convencimientos.
hay que dejar que la razón se aleje
y deje la nota discordante.
encuentrate en lo turbio.

Jesús Leirós León dijo...

Fantástico, como siempre.

¡Un saludo!

Manuel S. Duarte dijo...

Cosmoartista!!! este viernes en la espiga te esperamos. Vas a ver lo que es bueno Un abrazote!!!

Jesús Leirós León dijo...

I´ll be there!

Que tiemble "Varsovia", jajaja

T L dijo...

Te deseo lo mejor para esta noche en la espiga.

Jesús Leirós León dijo...

A ver qué tal sale...
¡Muchas gracias!

Vicky L. dijo...

No nos puedes hacer este feo tienes que terminar de escribir estas entrevistas!!

aunque se notan q muchas preguntas estan pactadas eh? jaja

Un beso, sabes que te adoro!