Prueba
- Y a un idilio tan frío solo le puede la muerte -


Prueba

13 de julio de 2011

Noches de Gala | Parte V


Antonio Ángel Custodio Sergio Alejandro María de los Dolores Reina de los Mártires de la Santísima Trinidad y de Todos los Santos vino al mundo ya dando que hablar. Pero más que hablar, él ya desde un principio prefirió escribir. De su infancia recuerda los dos textos que marcarían de por vida su trayectoria: el que quería que fuese su epitafio y su primer relato titulado "Vida de un gato". El primero era pura poesía: "Murió vivo". Y el segundo resaltaba porque, a pesar de vivir en una familia eminentemente cazadora con grandes canes, se sintió identificado con "lo antagónico". Este relato lo guardaría para siempre su padre en su cartera. Descubrimiento que le asombró a nuestro protagonista durante su funeral.

Su infancia la confía a Córdoba y es allí donde, a falta de amigos carnales, contacta con la que será su gran compañera de viaje: la literatura. Rainer M. Rilke, San Juan de la Cruz y Garcilaso son pasto de su voraz lectura en las tardes serenas de la gran finca familiar de los Gala. Con dos intentos de suicidio en las espaldas y con ganas de inaugurar un mundo lleno de posibilidades artísticas, accede a la universidad de Sevilla a los quince años para cursar la carrera de Derecho. Ya como alumno libre, se interesa por Ciencias Políticas y Económicas, Filosofía y Letras en la Universidad de Madrid, licenciándose en todas ellas.

Presionado por su padre para que se convirtiese en Abogado del Estado (las oposiciones más duras que han existido en la España franquista) las gana pero en un gesto de rebeldía renuncia a su plaza y declina su vida en un monasterio de Cartujos que también abandonará al no poder adaptarse a las rígidas normas que conlleva la convivencia enclaustrada. Es aquí donde nace por segunda vez ya como Antonio Gala.

Coleccionista de bastones (tiene más de 900), asegura que son todos regalos de amigos, de buenos amigos. Y que por eso los usa, para apoyarse en ellos y no en simples bastones. Pasando el año a caballo entre Madrid y Alhaurín el Grande, tiene un tiempo reservado para visitar y asesorar a los que dan verdadero significado a la que considera su gran obra. La Fundación Antonio Gala para Jóvenes Creadores situada en pleno corazón de Córdoba, sigue siendo un punto de referencia insustituible de creación artística, no sólo en Andalucía, sino en toda España. Allí se dan cita durante nueve meses veintiún privilegiados de diferentes disciplinas artísticas que van desde la fotografía, la pintura, la literatura, la escultura y la música. Todos aprendiendo de todos en una retroalimentación pitagórica enmarcada en un ambiente humanístico sin precedentes.

Son pocos los autores españoles que han hecho de su vida una obra equivalente en interés a cualquier libro publicado. Las anécdotas se suceden de tal manera que desde hace treinta años se convierte en una figura imprescindible para los programas de televisión, radio y prensa de la más diversa índole. No importa que traten sobre el interés lector de los telespectadores, sobre su opinión personal sobre grandes figuras de la historia o que hable de uno de sus libros de excepción para el buen sexo: el Anangarranga. En Antonio sucede como en el amor: no importa lo que se diga mientras se diga, no importa lo que se haga mientras se haga. Su oratoria es digna de un político griego y su gracia de la de un gitano aburguesado. Y es que Gala es un hombre de contrastes. Embelesa desenmascarando la conducta amorosa más hermosa y a la vez insulta sin tapujos a los que más quiere. Su secreto para saber querer es claro: "Saber si eres el amado o el amante. Aquí ya venimos todos con los papeles dados. El éxito es saber quién se es y acatarlo."

Aquí termina este humilde especial pero no nuestras Noches de Gala. El reconocimiento a este gran genio, a este andaluz universal, a este poeta de palabras bellas se renueva cada vez que disfrutemos de todos "los bellos durmientes" en nuestra particular "pasión turca". Sólo así sus "papeles de agua", de amor, capitanearán esbeltos "pedestales" en nuestra memoria colectiva. Hoy, la vida en beso brinda por ti, Maestro.

Todos los derechos reservados. Jesús Leirós 2011 ©
Publicado por Jesús Leirós León Etiquetas: en 13.7.11

5 comentarios:

Toñi dijo...

Hermosísimo y merecidísimo. Los homenajes en vida, que es cuando se disfrutan.
Enhorabuena, Jesús.
Un beso muy fuerte.

Francisco Javier Sánchez Atienza dijo...

Vaya, desconocia por completo que Antonio Gala hubiera estudiado tambien aparte de Derecho, la carrera de Ciencias Politicas y dema. Me quedo con la sensacion de que podria haber aportado algo a la vida politica de España, si no como politico, como critico politico activo.

Me ha gustado, ese parrafo que has hecho Jesus entrelazando los titulos de sus libros.
A ver si consigo hacer yo uno como tu, y que le pilles el significado: Espero Jesus que te hayas sentido comodo como una estatua en "el pedestal" porque puede que te encuentres con la sorpresa de que se te mojen "los papeles de agua".

Un fuerte abrazo Jesus!
Disfrutemos de muchas Noches de Gala

Jesús Leirós León dijo...

De hecho estuvo involucrado ya dentro de la vida política española pero no tuvo mucho éxito. Creo que no tiene talante político (ni siquiera para ser crítico) y el lo supo desde el principio.

¡Menos mal que salió de los Cartujos, lo que nos hubiéramos perdido!

galiMATIAS dijo...

¡¡Magnífico colofón!!

Francisco Javier Sánchez Atienza dijo...

Es verdad, ahora que lo recuerdo fue notable su activismo politico afin al PSOE en la epoca preautonomica española.

Y un discurso politico muy famoso que hizo en la Mezquita de Cordoba en favor de que Andalucia adquiriese la autonomia plena por la via rapida del art. 151 CE, a lo que se oponia la UCD de Adolfo Suarez.