Prueba
- Y a un idilio tan frío solo le puede la muerte -


Prueba

3 de marzo de 2012

Equinoccio



Con la boca aún empañada me dijiste: ven
y a tu encuentro se me fueron circunstancia y rastro,
                                                             de la mano.
             
Era el rostro vivo
del que sale al aviso,
a la comunión de gesto y trazo.
Y yo, con mi mano todavía en penitencia
quise entrar por puertas sin llave,
por equinoccios hondos
por procesiones de paso.

Fuimos verbo y pasado.
Saludo y venganza.
Perdón y espejo
       
Hay momentos en el que el mundo
                   es un estado de ánimo.
Y tu voz se me queja diciéndome: vuelve.
Y yo aún no me he ido.
Y tú quizás nunca has estado.

Todos los derechos reservados. Jesús Leirós 2012 © Publicado por Jesús Leirós León en 3.3.12

21 comentarios:

Juan Segura dijo...

No sé si se pueden hacer comentarios?

Maria del Mar García dijo...

La jugada no siempre sale bien a pesar de estar intentandolo una y otra vez... ya lo decia CICERONE CONSULE!

Relaño dijo...

Caminando por la calle yo te vi...
siempre la poesia tiene que ser discrecional? No lo creo, ni lo creeran. El absoluto absurdo es el comienzo de algo mucho más grande.

Tello23 dijo...

Precioso el poema como el de la vieja pero el anterior no me dejaba comentar no sé por qué. Enhorabuena campeón

Santos dijo...

Vivir de la poesía es como vivir de la pena. Llega un momento en que debe candsar aun asi te animo, lo haces bien y eres diferente. Llegar, lo que es llegar, llegas.

Abrazucos.

osezno dijo...

Me gusta leerte porque asi me conozco mas lo que nunca quiero ser!!

equinoccios dijo...

Detras del equinoccio siempre viene la noche mas oscura. Seremos capaces de ver, sin duda

Evoca2 dijo...

Controlar los sentimientos. De eso se trata en la poesia. Ya lo dijo Rimbaud como te comenté en los largos paseos al Este del Edén!

Sara T. dijo...

Gracias por regalarnos tanta y tan buena poesía gratuitamente. Tu mundo como el mio se rigen por estamentos no discrecionales.

Te quiero

Jorge28 dijo...

Este blog me sabe a enamoramiento de ese que dura a pesar de haberte lavado los dientes... jajaja

FA-BU-LO-SO

Pedro Geras dijo...

Si la jugada se hace bien, conociendo tantos las cartas como a los jugadores, siempre sale bien. Intentalo que si

redcorn dijo...

Para cuando la presentación en Córdoba que me dijiste?? Te echo de menos pequeño surrealista demoníaco!!!
jajaja

Vicente Ll. dijo...

No creo que vivir de la poesía sea como vivir de la pena. Siempre ha sido constante, y al pena llega un momento que no se pude vivir mas de ella. Es mi opinión y es tan respetable como la de otro cualquiera, seamos consecuentes...

Serch dijo...

VIVA LA VIDA EN BESO!!!!!

RubenSalcs dijo...

Sara estoy contigo. Un buen regalo dia a dia aunque ahora se haya atrasado casi una semana.... ^^

Lo bueno siempre se hace esperar.

RubenSalcs dijo...

Sara estoy contigo. Un buen regalo dia a dia aunque ahora se haya atrasado casi una semana.... ^^

Lo bueno siempre se hace esperar.

Jesús Leirós León dijo...

La presentación en Córdoba se hará muy muy pronto. Ya os daré información para que podamos compartir una gran velada de poesía y buena compañía.

Os quiero.

Santos dijo...

Rimboud mas que de hablar de controlar lo que la poesía persigue, te habla de cómo no diferenciar entre lo bueno y lo malo que te EVOCA la poesía. No confundamos términos que si no sí que estamos perdidos. Tanto que ni el propio poeta nos podría salvar...

Roma no paga traidores, según decía y creo que tenía parte de razón conservando cierta incredulidad. No creo que la sensibilidad nazca de una sin razón. Como surrealistas los omos todos en algún momento por mucho que nos lo demos de eso. Necesitamos cordura, un momento de relajación y de espesura para pensar en qué es lo correcto en cada momento. La poesía es instante pero también momento. Corto, pero momento.

Maria del Mar García dijo...

Jorge pues usa un buen colutorio que tanto enamoramiento hoy en dia es una falta de honestidad!! jajajaja

Sara T. dijo...

Yo si que te quierooooooo!!!

Fernando dijo...

Y yo aún no me he ido, y tú quizás nunca has estado.....GRANDE JESUS, GRANDE!!!