Prueba
- Y a un idilio tan frío solo le puede la muerte -


Prueba

21 de marzo de 2010

Día Mundial de la Poesía

Desde mi blog quiero conmemorar este día tan especial para todos los que sentimos la poesía como nuestra única vía de escape a la mundicia alienable, terrenal y cruda. Y lo hago con uno de mis poemas favoritos de uno de mis autores más admirados. Se lo dedicó a mi paisano Luis de Góngora como fruto de su archiconocida enemistad literaria que disputaron a través de una correspondencia sin descanso durante varias décadas. ¡Disfruten!

A un hombre de gran nariz.

Érase un hombre a una nariz pegado,
érase una nariz superlativa,
érase una alquitara medio viva,
érase un peje espada mal barbado;

era un reloj de sol mal encarado,
érase un elefante boca arriba,
érase una nariz sayón y escriba,
un Ovidio Nasón mal narigado.

Érase el espolón de una galera,
érase una pirámide de Egipto,
las doce tribus de narices era;

Érase un naricísimo infinito,
frisón archinariz, caratulera,
sabañón garrafal, morado y frito.

(Francisco de Quevedo)
Publicado por Jesús Leirós León Etiquetas: en 21.3.10

0 comentarios: