Prueba
- Y a un idilio tan frío solo le puede la muerte -


Prueba

16 de agosto de 2010

Desde Madrid

Cuando el destino llama a tu puerta debes abrir y dejarte llevar. No importa si conoces o no el motivo por lo que todo se transforma a tu paso. Todo está hecho para ser comprendido en el momento indicado, aunque tarde en hacerlo. Subirte al tren de la vida y decidir qué parada es la que más te conviene bajar sin olvidarte de quienes dejas atrás, en los andenes. Tu billete, de ida y vuelta, exige un antes y un después. Todo a la vez.
El mundo te llama, merece que estés bien atento a sus convocatorias magistrales. Aprender es la tarea única de los hombres de bien. ¡Pero qué dificil es esta empresa! Agota y reconforta. Padeces y recuperas el aliento en el instante que piensas: mereció la pena...
Madrid se abría ante mí para preñarme de una materia onírica que aún hoy engendro. Los vagones me abrazaron para secarme lágrimas de tierras prometidas. La aventura comenzaba y no estaba dispuesta a acabar de cualquier manera.





Todos los derechos reservados. Jesús Leirós 2010 © Publicado por Jesús Leirós León en 16.8.10

10 comentarios:

Pao Pao dijo...

Cuando la viva llama tenemos que atender sus avisos. Preciosas fotografias!!

Dickens99 dijo...

No echas de menos tu querido pueblo??

galiMATIAS dijo...

Podrías hacer un especial de tu vida en la capital!!! Yo propongo ideas....jajaja

fobos25 dijo...

Hola jesus,me ha gustado mucho tu última entrada del blog.Yo hice una muy similar pero en vez de utilizar las vias del tren lo hice con las carreteras jeje.Enfin,a ver si voy leyendo tu blog poco a poco.
1abrazo compi

Jesús Leirós León dijo...

Por supuesto que lo echo de menos. Pero sé que es aquí donde debo estar ahora.

Jesús Leirós León dijo...

Muchas gracias por pasarte al final por este rinconcito donde se desahogan mis inquietudes. Espero que sigas adelante con todas tus aventuras, al final merece la pena.

Otro abrazo.

Sanchez T. dijo...

¿Pero por que en Madrid? No te podias haber ido a Cordoba capital?

Anónimo dijo...

Vive lo que quieras y donde quieras, pero no te olvides de regresar, éste es tu sitio, lo prometiste!

Jesús Leirós León dijo...

Tarde o temprano volveré a ocupar mi gran lugar. Es justo y necesario.

Jesús Leirós León dijo...

Córdoba no me ofrece las mismas oportunidades que Madrid. Aquí está el centro neurálgico de la vida cultural española. Aquí sí se puede vivir del arte. Ha sido estrictamente necesario.