Prueba
- Y a un idilio tan frío solo le puede la muerte -


Prueba

1 de febrero de 2011

Los Narcisos de papel


En las contadas ocasiones que he tenido la oportunidad de conocer a escritores recién iniciados en esta laboriosa empresa, me he dado cuenta de que la mayoría se vanagloria de todo lo que han escrito en su corta carrera. De los libros que han publicado, de los premios que han recibido, de sus próximos proyectos, de nuevas ofertas editoriales... Nunca les miro a los ojos y sí a la boca. Siempre esperando a que pronuncien cuál fue su primer libro, cuáles son los autores que han marcado su estilo. Pero sentencian su discurso aprendido y no dicen nada. El "yoismo" les gana. Nada que ver con Borges cuando le preguntaron qué libro suyo rescataría del olvido: "siempre estoy más orgulloso de lo que he leído que de lo que he escrito"

Otro de los improperios más utilizados por mis coetáneos es el de no leer para así no verse afectados por otros autores que minen su propia creación. ¿Existe algo más absurdo? Si todos hiciéramos lo mismo en cada uno de los ámbitos profesionales no existiría la física, ni los rascacielos, ni tampoco los hospitales, ni siquiera la música. Y todo porque no aceptan un legado de alguien que les precedió y es sin embargo ese el secreto de nuestra evolución desenfrenada.

Pero yo el próximo San Jordi voy a ir requisando todas las flores que den con sus libros. No son rosas las que los representan. Y menos esas que tienen mutiladas sus pobres espinas... Ellos necesitan narcisos, mirándose en su propio reflejo. Y nada de firmar ejemplares. ¡Que firmen contratos de que sus libros nos van a gustar! Y si no lo consiguen que nos devuelvan el dinero.

Dejando el surrealismo funcional a un lado, jamás llegaría a culparles. No soy nadie para tirar tomates o piedras a su stand en la Feria del Libro. Simplemente se trata de una faceta más de este primer mundo cada vez más arrogante, alienado y déspota.

Pero confieso que me gustaría espiarles por una pequeña rendija a ellos, los "Sanchos Quijotizados", cuando lleguen sudorosos de tanto firmar a sus casas y se den una ducha. El placer en sí estaría en el momento en el que se mirarán al espejo y descubran una vez más la máxima prueba de que ellos provienen de alguien, que no eran nada y gracias a otro aterrizaron en este escenario. Porque ellos también necesitaron. Porque ellos también tienen ombligo.


Todos los derechos reservados. Jesús Leirós 2011 ©
Publicado por Jesús Leirós León en 1.2.11

9 comentarios:

Anónimo dijo...

totalmente de acuerdo,pero sabes??,desgraciadamente así es la vida, como dijo alguién "el fin justifica los medios" y parece que en ese mundo hay que lebitar un poco para que te valoren.me hago una pregunta............ ¿Es necesario perder los pies del suelo o dejar volar a ese tipo de alma falsamente flotante? creo que depende de con la velocidad que uno quiera llegar al summun, lo que puede pasar es que cuando se asome la cabeza en ese alto estado no haya nada de lo que buscabas o el coste de lo que dejaste atras para conseguir ese estado te haya salido excesivamente caro.
Son autopreguntas que alguien que quiere acceder a esa posición debe meditar
-antinarciso-

Jesús Leirós León dijo...

Luchar es como soñar. Si fallas es como si despertases de una pesadilla. Y qué bien sabe tener una espalda a la que abrazar al otro lado de la cama...

Fernando González Rendo. dijo...

Pienso que los verdaderos escritores (hablando humildemente) tenemos que vivir en una realidad más amplia y dividida entre la propia vida y los escritos precedentes. ¿Quién no ha deseado vivir una historia escrita, pensada o leída?

Pobres los escritores que no se miran el ombligo y se sienten orgullosos de él.

Saludos, genio.

Jesús Leirós León dijo...

Respondiéndote te digo que sí, que sólo el que haya querido protagonizar una historia tatuada en papel es el que verdaderamente siente la literatura.

Michael Ende fue el que me invitó a la fiesta.

¡Salud y poesía Fernando!

Anónimo dijo...

lo de la espalda no lo entiendo,pero bueno.......
Michel Ende?????? ¿¿Que usas la tabla ouija para citarte con escritores??, que se sepa murió el 28 de agosto de 1995.

David L. dijo...

A Narciso de tanto mirarse en el reflejo del agua murió ahogado, muy diferente a tu idiosincrasia Jesús.

Como sé que no te gustan los anonimos, mejor con nombre.

Un abrazo y a seguir asi

Anónimo dijo...

Pedir disculpas de antemano por utilizar este lindo y real post para extender una nota aclaratoria al Sr.David L.
El hecho de utilizar anonimato, en muchos casos no es un acto de cobardia, ni de querer utilizarlo con fines perversos.
Tal vez por mi forma de opinar o de escribir este propietario de blog sepa cuasi con toda seguridad mi identidad y de todos modos,quiero dejar meridianamente claro que, no debe ser óbice el publicar un anónimo, porque en realidad lo que cuenta es lo que se cuenta no quien lo cuenta
Saludos a todos
-anónimo-

Karen dijo...

Can I read this in English???

galiMATIAS dijo...

Me quedare con tu frase" luchar es como soñar....