Prueba
- Y a un idilio tan frío solo le puede la muerte -


Prueba

26 de enero de 2011

Eternos


Somos eternos
porque nacimos de la nada.

Así como un susurro
que no llega siquiera ser música.
Como la caricia que se deshace
en su delicado manto de arena.


Recordarás que siempre era demasiado temprano
para dejar de bebernos.
Y que mientras tanto, entreteníamos a las buganvillas
para que, en su letargo de primavera,
nos regalaran aquella ilusión
posando su vuelo
bajo nuestros labios de lumbre.

Córdoba con su luto salpicado de marfil
y tú haciendo del mundo mi parque de recreo,
un paraíso de alegrías perdurables.
Todo era fácil en tu abrazo, hasta vivir.

Y como el amante que se despide sin despertar
me abandonas en mitad de nuestros juego de ángeles sedosos.
Y yo, sigo siendo amapola que se resigna
a que la besen los insectos de acero.
Porque después de probar tu boca, todo es filosofía.

Pero ahora dime, ¿dónde duermes?
¿De qué color te has disfrazado?
Hueles a otoño pero a la vez me sabes
a un abril que nunca acaba.

Ahora que todo se hace frío y difícil
sólo me queda un recuerdo.
El testamento de un corazón que grita y no llora;
que se ahoga y malvive en esta sed que no cesa.

- Jesús Leirós -




Todos los derechos reservados. Jesús Leirós 2011 ©
Publicado por Jesús Leirós León Etiquetas: en 26.1.11

13 comentarios:

Marisol dijo...

De tu voz suena mucho mejor!!

Anónimo dijo...

si esto es un sentimiento vivido en el pasado,mi opinión es ,que nunca lo hubiera dejado pasar,ahora bien, si es para causar melancolia si que lo consigues.
Todo al igual que las latas de atún se puede recuperar o reciclar, no tires esas cosas tan lindas a un contenedor cualquiera elije bien su color por si algún dia entre esas bigambillas resurje la "lata de atún" que un dia supiste donde echarla.
-anónimo-

Isabel Agüera dijo...

¿Sabes jesús un secreto? En mis años jóvenes no se podía besar: era pecado. Ahora reparto todos los besos que me vienen en gana; no hay mejor terapia. Te quiero.

Jesús Leirós León dijo...

Querida Isabel, tú sí que has descubierto la verdadera "vida en beso". Yo también te quiero.

Jesús Leirós León dijo...

Este poema es de un sentimiento del pasado, sí, y siéndole la melancolía lo coge de la mano. Ambas cosas no son para nada incompatibles.

La comparación, como el refrán, ha sido de lo más odiosa. Y yo te regalo otro "nunca hagas leña del árbol caído" porque ni el fuego te calentará.

Hay historias que son tan perfectas que hasta los dioses conspiran para que así acabe. Y es que sólo los buenos, como las historias perfectas, se van.

Anónimo dijo...

Nunca digas adios, solo hasta pronto.
Los amores perfectos nacen para estar unidos, antes o despues.

David dijo...

Uno de los que mas gustaron en tu recital. Enhorabuena.

Anónimo dijo...

Que lástima que no lo inspirases tu...

Pao Pao dijo...

¿Es una historia que ocurrio en Cordoba capital?

Me ha encantado. Este ha desbancao a nadie jaja

un beso artista!

David L. dijo...

Hasta del estiercol pueden nacer las flores mas bellas...

S.Montes dijo...

Muy Pablo García Baena tienes buenos profesores.

Jesús Leirós León dijo...

Magnífico Pablo, ¡tengo muchas ganas de volverlo a ver!


¡Un abrazo fuerte!

Madre Amantísima dijo...

Gracias prestarnos a todos esta historia que hace mas comprensible "la vida en beso"

TE quiero Jesus! como nunca porque nosotros tambien nacimos de la nada...