Prueba
- Y a un idilio tan frío solo le puede la muerte -


Prueba

2 de enero de 2011

Mi mala favorita


Casada a los catorce y coronada a los dieciocho, Maria Antonieta no pudo disfrutar de una vida acomodada a pesar de vivir en Versalles, estar casada con el delfín Luis XVI y disponer de todo un séquito rendido a sus pies.

Su historia de amor no es la típica de una reina de mil setecientos casada por conveniencia con el rey tal. Fue flagelante desde el primer momento hasta el último. Y es que nunca se ha podido - o querido - dar a conocer esa otra versión, ese otro punto de vista donde sí es comprensible el comportamiento de una niña-reina que sólo tuvo tiempo para rendirse ante la idiosincrasia francesa de la época para reprimir así sus impulsos sistemáticamente.

Su matrimonio no fue consumado hasta tres años después del enlace. Su madre, su consejero de palacio, todo Versalles y media Francia se encargaban de repetirle una y otra vez que hasta que no tuviera un hijo varón su posición estaba en continuo entredicho y nada era seguro. A todo esto le añadimos la inapetencia sexual de su marido y sus extraños hobbies como coleccionar cerraduras o estudiar la historia de las llaves en Europa. También nos sirve de prueba de la mala prensa que cultivó a su alrededor fue la invención de la archiconocida frase: "Si no tienen pan, que coman pasteles" refiriéndose al proletariado hambriento y asfixiado por los altísimos impuestos. Salió de la boca de todos los que la quisieron lapidar tanto en vida como en su muerte bajo la guillotina y así se ha podido comprobar siglos más tarde.

Pero hubo en su vida un episodio que sería bueno recordar y es el de la búsqueda desesperada de esta diva austríaca por descubrir la pasión, el amor y la supervivencia en manos de alguien que apenas tuvo tiempo para conocer. Lo encontró en un general sueco que había servido para la armada francesa en su campaña en norteamérica. Decimos que descubrió la pasión porque fueron varias las noches las que disfrutó de su compañía a escondidas, el amor porque fue por él por quien recobró el coraje de seguir con las riendas de su esperpéntica vida y superviviencia porque consiguió darle a Francia el hijo varón que soñaban desde hacía años.

Y eso sí que hubiese sido bueno para el cartesianismo galo: ver coronado a un rey bastardo fruto de la pasión desenfrenada entre Austria y Suecia sin que hubiese ni una sóla gota de sangre francesa. Pero no hubo tiempo porque las cabezas reales rodaron poco depués una tras o otra. Pero segurísimo que si se hubiese convertido finalmente en rey y descubren el embrollo, allí estaría Rousseau para decir esa maravillosa frase: "El vicio rara vez se insinuó oponiéndose a la honradez; casi siempre toma el disfraz de ésta."


Todos los derechos reservados. Jesús Leirós 2011 ©
Publicado por Jesús Leirós León Etiquetas: en 2.1.11

9 comentarios:

The Master of the Universe dijo...

La pelicula si no la has visto te la recomiendo. ¡Es BRUTAL!

Muy buena entrada y de año también.

:)

Jesús Leirós León dijo...

Sí, sí que la he visto. De hecho me la compré hace dos años en la edición especial que sacaron. Ha sido elegida la película con el mejor vestuario de la historia.

Sofía Coppola se portó.

Gracias a ti, Master.

Capote42 dijo...

pues para mi no me da ninguna pena que esta reina haya muerto despues de haber estado viviendo del cuento tanto tiempo a sus anchas.

no creo que sea la mala favorita de la historia.

Anónimo dijo...

me gustó y las palomitas en el cine también

galiMATIAS dijo...

Demasiado rosa para mi pero tienes razon en eso de que el vestuario es espectacular. LO ES Y MUCHO! UNA GOZADA VERSALLESCA!!!!


SALUDOS ARTISTACO.

Javi dijo...

Interesante historia! Un abrazo

Vero dijo...

¿Sabíais que la conocían como Madame Deficit? Era por un colgante que encargó y despues lo rechazo asi con desaire. Veia interesante el apunte.

The Master of the Universe dijo...

En ningun momento lo rechazo solo que no pudo pagarlo, simplemente.

Everlendis dijo...

ya va a ser mi mala favorita tammbien!!! aunque deberian poner sobre el acto de despojo de lo que fue ya el collarsito de la corona. MENUDO ESCANDALO!!!